jueves, 30 de julio de 2020

MERMELADA JAPONESA DE CALABACÍN Y JENGIBRE

No se si habéis visto o probado, esta mermelada de calabacín, a mí me llamó la atención al descubrirla en el blog A Veces Cocino de Sile Ni Mhou, (es el nombre misterioso que lo gestiona), un blog muy versátil, con muchas recetas y muy variadas, es capaz de cocinarte cualquier cosa ya sea nacional o internacional, y donde seguro encuentras una receta apetitosa. 
Como me encantan las mermeladas cítricas, he estado buscando información sobre este tipo de mermeladas y he visto que en Japón es más común de lo que me imaginaba, la he completado con más ingredientes, naranja y yuzu, para hacerla más japonesa aún, así que me he lanzado y ha quedado una mermelada cítrica sorprendente, y con queso de cabra ni os cuento cómo está. 

Paso a explicaros, esta delicia, no sin antes deciros que este mes estamos visitando blogs de otras compañeras del Reto Asaltablogs y los asaltos son imprevisibles. 
INGREDIENTES: 300 g de calabacín,150 g de azúcar, 1 limón, 1 naranja, 1/2 cucharadita de yuzu desecado, 30 g de jengibre. 

ELABORACIÓN: Pelar el calabacín y lo rallamos, lo ponemos en una olla, añadimos el azúcar. Limpiar bien un limón. Lo exprimimos, el zumo lo añadimos a la olla y los huesos los pondremos en un filtro del té o en una gasa para que suelten la pectina. Reservamos trozo una cáscara del limón que coceremos con la mermelada. 
Exprimimos la naranja, la añadimos a la olla y también pondremos los huesos en el filtro. 
Rallamos también el jengibre una vez pelado, y junto con el yuzu, tendremos todos los ingredientes para poner a cocer. 
Cocinar durante una hora aproximadamente o hasta que tenga el espesor deseado. Para terminar, retiramos la cáscara de limón, y pasamos la batidora y la dejamos todo lo fina que nos guste. 

Llenamos hasta el filo, dos tarros esterilizados, cerramos bien con cuidado de no quemarnos, y los dejamos boca abajo para que hagan el vacío. 
A mi me gusta dejar la mermelada una semana reposar y luego ya la tenemos lista para consumir. 

¡Es increíble esta mermelada!

sábado, 25 de julio de 2020

HUMUS DE GUISANTES SECOS

El guisante fresco es muy común en nuestra gastronomía, pero el guisante seco se utiliza en otras cocinas con mucha frecuencia y nosotros no estamos acostumbrados a verlo y cocinarlo.
En Marruecos es costumbre consumirlo y particularmente en la sopa que ellos llaman bisara, tengo que publicarla por que está de escándalo, pero hoy he preparado un humus con los guisantes secos, es una receta muy sencilla y rápida, que podéis adaptar a vuestros gustos y aderezarla con las especias que más os gusten. Esta lleva un toque marroquí y terminada con tomate y queso feta, y una vez reposada para que tome todos los aromas, os gustará mucho más, seguro. 
¿Os animáis?
INGREDIENTES: 100 gr. de guisantes secos, unas ramas de perejil fresco, 1 ajo, 2 vainas de cardamomo peladas (le quitamos la cascara y utilizamos las semillas) , 1 cucharada de semillas de sésamo, media cucharadita de comino, otra media de cúrcuma y otra media de jengibre molido,  un poco de pimienta blanca, sal, aceite Aove y el zumo de medio limón y unas hojas de menta.  
ELABORACIÓN: Los guisantes los enjuagamos bien y los ponemos a remojo 3 o 4 horas. Los cocemos con sal,  en la olla exprés 10 minutos o en olla normal unos 40 minutos. 
Cuando están cocidos los escurrimos, pero reservamos el agua de cocción por si queremos el humus menos denso.
En el vaso de la batidora, ponemos los guisantes cocidos y escurridos, el perejil, el ajo, la cúrcuma, el jengibre, la pimienta blanca, la sal.
En una sartén, tostamos el sésamo, cuando ya lo tengamos añadimos las semillitas de cardamomo y las de comino, les damos un par de vueltas en el fuego y lo añadimos al vaso de la batidora. 
Batimos bien, y cuando esté todo integrado añadimos el aceite para emulsionar.
Por último le añadimos el zumo de medio limón, un chorreón de aove y la menta picada. 
Si os apetece podéis poner unos trocitos de tomate y queso feta como topping y queda un plato muy completo. 




miércoles, 22 de julio de 2020

PASTEL DE ESPÁRRAGOS BLANCOS

La receta de hoy es de lo más sencillo que he preparado en los últimos meses, y además es rápida, económica, y puede hacerse el día de antes para llevarla a la playa o como más os guste, y me preguntaréis que dónde la he encontrado, pues muy sencillo en el blog de Blanca, una entusiasta de la cocina, que tiene un blog muy completo, con unas recetas buenísimas, no os lo perdáis Las recetas de Blinky
Este mes estamos de asaltablog im-previsible y estamos asaltándonos los blogs y buscando recetas espectaculares en el Reto asaltablog.
Vamos preparar el pastel y ya veréis qué bueno. 


INGREDIENTES: 1 bote de esparragos blancos de 200 gr, 2 huevos, 200 ml de nata, 1 cucharada de mahonesa, sal y pimienta. 
Para la decoración: Mayonesa. Semillas de sésamo de wasabi. Wasabi en polvo y salsa siracha.

ELABORACIÓN: Reservamos 3 o cuatro espárragos. En la procesadora de alimentos ponemos los espárragos, la nata, los huevos, la sal y la pimienta, no pongáis mucha sal, por que los espárragos ya llevan. Trituramos bien. 
Los espárragos que teníamos reservados, apartamos las yemas para luego ponerlas para decorar. Y añadimos al triturado el resto del espárrago troceado.
Lo pasamos a un molde resistente al microondas, silicona o cristal.
Lo pondremos en el microondas a máxima potencia 10 minutos, lo sacamos, se desmolda y lo dejamos enfriar. 
Decoramos con mayonesa, las yemas de espárrago y las semillas de sésamo de wasabi y el wasabi en polvo. Le da un punto muy rico, pero podéis utilizar lo que más os guste.


martes, 21 de julio de 2020

TARTA DE CEREZAS Y QUESO

Hoy toca tarta de cerezas, estamos apurando las últimas, que son picotas, las más dulces y rojas de toda la temporada. 
La tarta que hemos preparado es con queso y masa quebrada, es muy sencilla y rápida para no tener mucho rato el horno encendido,  ya lo veréis. No quiero extenderme que estamos en unos días muy calurosos y hay que ir a resfrescarse.
¡Vamos a ponernos el delantal!
INGREDIENTES: Una placa de masa quebrada, 30 cerezas o más, deshuesadas,  aproximadamente, 3 huevos grandes, 80 gr. de mantequilla, 100 gr. de azúcar, 20 gr. de maicena, 1 yogurt griego, 300 gr. de queso crema, la ralladura de medio limón

ELABORACIÓN: Si no tenemos las cerezas deshuesadas, las deshuesamos con un poco de paciencia, o las partimos por la mitad y le quitamos el hueso. Engrasamos con mantequilla un molde redondeo de unos 24 cm. ponemos la placa de masa quebrada en el molde, y procuramos que el borde del molde quede cubierto, y adornamos con unos pellizcos alrededor para dar forma.  Precalentamos el horno a 180º.
Preparamos la masa mezclando la mantequilla, el azúcar y los huevos batimos bien. Añadimos la maicena, el yogurt, el queso crema y la ralladura de limón. Mezclamos bien.
Lo vertemos sobre la masa quebrada y colocamos las cerezas enteras deshuesadas, a ser posible, si no las pondremos medias. 
Horneamos sobre 50-60 minutos a 180º.
Sacamos del horno y dejamos enfriar, mejor dejar reposar a temperatura ambiente hasta el día siguiente. 
¡A disfrutar de esta estupenda tarta!






jueves, 2 de julio de 2020

MORCILLA EN TEMPURA CON ALIOLI DE MANZANA Y QUESO DE CABRA

El aperitivo en verano es fundamental, nos apetece más tomar poco y variado que platos suculentos, por eso una tapa completa es ideal para acompañar una cerveza o un vino. 
La tapa de hoy está basada en la que preparé no hace mucho, los buñuelos de morcilla, es una tapa muy socorrida, preparas la morcilla, congelas y ya la tienes lista para poder freír en cualquier momento. 
Esta morcilla combinada con el alioli de manzana y el queso de cabra es espectacular, os invito a probarla. 
INGREDIENTES: 300 gr. de morcilla de cebolla fresca de Noalejo (Jaén) o la que tengáis por costumbre.
Para el alioli, media manzana, 50 ml de aceite de oliva AOVE, 20 ml de leche, 1 ajo grande, sal.
Para el rebozado, 3 cucharadas de harina de tempura, 2 cucharadas de cerveza fría. 

ELABORACIÓN: En la batidora, o en el vaso de la procesadora de alimentos trituramos la morcilla que tendremos a temperatura ambiente, durante 5 minutos. Una vez triturada, se pasa la masa de morcilla a estos moldes de silicona para poder congelar; pero si no tenéis, según indica el chef, se pasan a la manga pastelera y hacer bolas con la manga sobre papel sulfurizado y pasar al congelador, dejarlo hasta el día siguiente. 

Hacemos el alioli de manzana, pelamos la manzana y la partimos. En el vaso de la batidora, ponemos el aceite y la leche, el ajo, sal , ponemos el el fondo del vaso el brazo de la batidora y sin subir ligamos hasta que emulsione, cuando la tenemos como si fuera mayonesa añadimos la manzana y seguimos batiendo, añadimos un poco más de aceite y lo tendremos listo. Lo dejamos mientras en la nevera.
Hacemos una tempura, ligamos harina para tempura sólo con cerveza fría, la dejamos reposar en la nevera.
Desmoldamos las bolas de morcilla, y sin descongelar, las pasamos por la témpura y freímos en la freidora a 180º-
Preparamos el plato con la morcilla frita con el alioli y unas rodajas de queso de cabra. 


¡Que aproveche!



miércoles, 1 de julio de 2020

SALMÓN CON CALABACÍN Y CREMA AGRIA


El calor se ha instalado definitivamente, hay que combatirlo con platos ligeros y sanos, que tardemos poco tiempo en prepararlos y así poder aprovechar los días de vacaciones. 
Hoy tengo una ensalada templada, que resulta ideal para la cena, o como primer plato, la he preparado para nuestra cita con el Reto Alfabeto Salado, que este mes toca calabacín y kefir o crema agria, nata, etc parece complicado pero no, es una mezcla buenísima, podéis ver mis compañeras que platos tan magníficos han preparado. 
Os cuento 
INGREDIENTES: (2 raciones), 1 rodaja de salmón, 1 trozo de calabacín, 3 cucharadas de crema agria, pimienta, corteza de yuzu, cebollino picado, sésamo negro, sal, salsa de soja, pimienta y aceite de oliva AOVE.

ELABORACIÓN: Cortamos a dados el salmón y lo maceramos en salsa de soja 15 minutos, cortamos el calabacín a dados. En una sartén ponemos un poco de aceite, salteamos el calabacín con sal y pimienta 3 ó 4 minutos.
Añadimos el salmón le damos 2 vueltas para que no quede muy hecho y lo retiramos al plato para que enfríe, lo haremos templado.
Mientras en un cuenco ponemos la crema agria con yuzu al gusto, para darle un toque cítrico, también le podéis poner ralladura de lima y cebollino picado.
Cuando ha templado el salmón le pondremos la crema agria y unas semillas de sésamo negro, y lo tendremos listo para disfrutar. 

Es un plato muy sencillo, nutritivo que podéis adaptar para los niños, el calabacín y el salmón maridan muy bien, y con la crema queda espectacular. 
Ya me contaréis.