martes, 29 de mayo de 2018

POTAJE DE BERZA MALAGUEÑO en Crock-Pot.


Hace tiempo que no publico un potaje de los que me gustan a mí, hecho sin prisa en la crock-pot, y nada mejor que un plato tradicional malagueño un POTAJE DE BERZA o de coles, que es muy apropiado para el invierno pero si le quitamos un poco de carne o pringá, con toda su verdura nos sirve para cualquier época. 
El protagonismo de este plato lo tiene la berza o col rizada que es lo más importante, y en segundo lugar lo más característico,el “sofrito”, que lo haremos con pimentón y cominos, un aderezo fundamental en la cocina andaluza, lo pondremos al final del guiso para que no pierda su fuerza.
INGREDIENTES: Para 4 personas. 1 Trozo de jamón serrano, 100 gr. tocino fresco o salado, 200 gr. carne de morcillo de ternera también puede ser cerdo (magro, o costillar) o todo junto, 100 gr. pollo, 400 gr. garbanzos en conserva o “de bote”, 300 gr. col rizada, 100 gr de judías verdes, 1 zanahoria, 1 patatas. Si lo queremos más cargado 1 chorizo, una morcilla fresca esto según gustos. 

Para el sofrito: media cebolla, 1 diente de ajo, 1 cucharadita de pimentón dulce, 1/2 cucharadita de comino molido, aceite de oliva Aove.

ELABORACIÓN: Ponemos en la Crock-pot 3,5 l. el tocino, un trozo de jamón, morcillo de ternera, la carne de pollo, cubrimos con agua abundante y en alta 2 horas. Desespumamos , para esto, añadimos un poco de agua fría y todas las impurezas suben, y las quitamos con una cuchara o una espumadera, nos queda el caldo limpio. 
Mientras, tenemos partida la verdura, la zanahoria cortada no muy fina, la judía verde, la patata y la berza o col rizada.
 Añadimos a la crok-pot y si vemos que falta caldo,  cubrimos con agua no muy caliente.
 Los garbanzos de conserva los tenemos bien enjuagados con agua y los añadimos también, lo dejamos todo en alta otras 3 horas, apagamos y dejamos enfriar en la misma olla. 

Cuando lo tenemos preparado, hacemos el sofrito, en una sartén con un poco de aceite AOVE, pochamos cebolla y los ajos picados, cuando están añadimos comino y el pimentón dulce, removemos un poco, sin dejar quemar, para que no amargue y lo añadimos al guiso, movemos bien.


Preparamos un plato hondo, ponemos las verduras y los garbanzos
Las carnes y embutidos se sirven aparte para que cada cual se sirva según gusto.

sábado, 26 de mayo de 2018

SNACK DE GARBANZOS

Rebuscando en el http://elcajondesastredemaggie.blogspot.com.es  y muy al fondo..... con la cantidad de recetas que tiene Margot, he encontrado para el reto el #asaltablogs una receta que nos vale para reciclar o bien los garbanzos del puchero que nos han quedado o el medio bote de garbanzos que hemos utilizado para un plato y que ya no sabemos qué hacer con él; éste es mi caso. 
Este snack es muy nutritivo, qué vamos a contar del garbanzo y es ideal para el picoteo o como dice Margot “cuando empiezas ¡no puedes parar!”.  Ella lo hace con especias Cajún, pero yo me he traído el aperitivo al Mediterráneo y le he puesto especias Gyros griegas, pongo foto para que veáis en qué consisten, la verdad es que dan un punto muy bueno y son estupendas para los asados.
INGREDIENTES: 175 g garbanzos de conserva; 1 cucharada aceite; 1/2 cucharadita especias griegas "Gyros"; 1/4 cucharadita pimentón picante; zumo de 1/2 limón; sal; pimienta.
ELABORACIÓN: En un bol poner los garbanzos bien lavados bajo el grifo de agua fría,  el aceite, el zumo de limón, las especias, sal y pimienta recién molida y mezclar bien.
En una fuente de horno extender los garbanzos condimentados. Hornear a 200 ºC durante 20 minutos hasta verlos dorados, los movemos y en este punto me gusta apagar el horno y dejarlos otros diez minutos más, los sacamos y dejamos enfriar. 
  



martes, 22 de mayo de 2018

SOPA MEXICANA DE POLLO.

Hoy he viajado hasta Mejico para participar con esta receta en el  Reto Cocinas del Mundo. Traigo una sopa original y reconstituyente, la Sopa Mexicana de pollo. Hace muchos años, pero añosss, la vi en el coleccionable “El Menú” de Robert Carrier, y es de los platos fijos de mi cocina. Es muy sencilla y como quien dice, con cuatro ingredientes queda un plato magnífico, sano y nutritivo. Podemos prepararlo en cualquier época del año. 

INGREDIENTES: Para 4 personas, (en las fotos veréis menos cantidad por que hoy la he hecho para 2) , ½ Pechuga de pollo, 2 cucharadas de tomate concentrado, 1 cucharada de mantequilla, 1 cebolla no muy grande, pimienta, sal, 500 ml. de caldo de pollo, 50 ml. de nata líquida, 1 aguacate, y queso que normalmente es requesón, cheddar, el que más nos guste, yo le he puesto media bola de mozzarella fresca. Perejil o cilantro. 
ELABORACIÓN: En una olla al fuego ponemos la mantequilla y la cebolla picada, y pochamos, cuando la vemos doradita, añadimos el pollo a taquitos con pimienta negra, y lo doramos un poco con su sal. Luego le añadimos el tomate concentrado, lo movemos todos y agregamos el caldo de pollo, dejamos cocer 20 minutos. Aquí podemos darle un punto picante si le añadimos un poco de chile, pero eso es a gusto de cada cual. 
Mientras partimos el aguacate a trocitos y preparamos el queso. 

Cuando tenemos el caldo, antes de servir, ponemos la nata, movemos bien pero no dejamos hervir. La tendremos con calor según nos guste.

 Para repartir la sopa, la servimos en cuencos, (que es más mejicano) con la guarnición del queso, el aguacate y perejil o cilantro picado por encima. Se puede acompañar con pan, tortillitas de trigo o nachos.

miércoles, 16 de mayo de 2018

PAN BLANCO SIN AMASADO CON MASA MADRE


Poco a poco probamos nuevas formas de hacer pan en casa, este mes hacemos un pan sin amasado con masa madre, para aportar mi miga a #ElPanPerfecto. En realidad es muy sencillo, la textura de la miga muy esponjosa, el sabor como los panes de toda la vida, pero hecho en casa. Me he basado en la receta de Iban Yarza, pero aviso, una cosa es una elaboración muy sencillo pero no es rápido, hay que organizarse. 

INGREDIENTES: Masa madre 150 gr, 500gr de harina de trigo de fuerza, 300 gr de agua tibia y sal.

ELABORACIÓN: En un bol ponemos todos los ingredientes menos la sal. Mezclamos muy bien, dejamos la masa homogénea y tapamos el bol con un papel film, yo le pongo una goma al film y no pierde, queda muy bien tapado y dejamos a temperatura ambiente 30 min. 
Pasada la media hora, destapamos y añadimos la sal y hacemos los pliegues de la masa, que consiste en estirar con la mano o con una pala de silicona y doblar sobre sí misma unas 5 veces, tapamos con el film, y a los 15 minutos hacemos igual, tapamos dejamos reposar 15 minutos y plegamos, tapamos… etc, así en la primera hora. En otras recetas se está plegando más rato 15 o 20 minutos y así liga el gluten y queda la masa preparada. 
Después de plegar dejamos reposar tapado 3 horas para que fermente, fuera de la nevera si no hace mucho calor. En este punto ya se puede utilizar, pero yo he hecho la versión larga para elaborarlo al día siguiente y lo he metido en el frigorífico hasta que ha hecho aproximadamente 24 horas desde que empecé a amasar.

Sacamos del frigorífico, dejamos una hora que tome temperatura. Sin mover, en una bandeja de horno le he puesto un papel de hornear con un poco de harina, la masa y lo he dejado otro buen rato reposar en forma de hogaza.
En realidad, veréis que con todo el tiempo que ha estado fermentando es como hacer un pan enorme de masa madre. 
Para que respire le he hecho picos cortando alredededor.
Precalentar el horno a 250º, con el fuego de abajo, cuando está la temperatura poner una bandeja en el primer nivel del horno con un vaso de agua, ponemos la bandeja del pan encima, y a esta temperatura durante 10 minutos, luego bajamos a 200º con calor arriba y abajo, sin abrir el horno para nada, la hogaza se deja 40 minutos si amasamos barras unos 25 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla y reposar unas horas o hasta que podáis resistir. 
Nosotros con un chorreón de aceite y un poco de jamón hemos montado una merienda estupenda.



lunes, 14 de mayo de 2018

POLLO CAMPERO ASADO CON VERDURAS.

Este pollo asado con sus verduras es de los platos familiares que una repite siempre, además les encanta a los niños, aunque vean tanta verdura, parece que les sabe a otra cosa y no falla. 
En cierto modo, es cocina de aprovechamiento porque lo hago cuando tengo pollo troceado, y sobretodo poca cantidad de verdura y muy variada, entonces lo mezclas todo y tienes un plato para “rechupetearse”. 
Hoy lo hemos hecho con pollo amarillo o campero, pero la receta es igual con pollo sencillo, también queda estupendo sólo con muslos, porque lo importante aquí son las verduras asadas que caramelizan y dan mucho sabor y están más buenas que el pollo. Sobretodo es un plato muy económico y sencillo de preparar, y da juego si son muchos comensales. 

INGREDIENTES: Este plato es un poco “a ojo” pero os hacéis una idea en las fotos. Hoy he cocinado para 3 personas.

Así pollo troceado, normal o de corral que adobaremos con sal, especias para pollo asado y tomillo.



Verduras variadas picadas: Cebolla, pimiento rojo, pimiento verde, zanahoria, puerro, judía plana, tomate cherry, champiñón portobello, perejil, laurel, vino montilla, sal y aceite de oliva AOVE. Admite calabacín, berenjena, patata, ya os he dicho que la verdura es la que tengamos, poquita y variada.

ELABORACIÓN: Con antelación, el pollo limpio, lo adobamos con sal, especias para pollo asado y tomillo. Dejamos en el frigorífico tapado una mañana o una noche, según cuando lo vamos a cocinar.

Precalentamos el horno fuerte, yo lo he puesto a 230º.

Ponemos en una fuente todas las verduras picadas no muy finas, añadimos sal, pimienta, un vasito pequeño de vino blanco montilla-moriles, aceite de oliva AOVE.

Sobre la verdura ponemos el pollo, un poco de sal, un chorreón de aceite y al horno 40 minutos.

A los 15 minutos le damos la vuelta al pollo, y lo dejamos hasta el final del asado.  


Para servirlo depende del gusto, el pollo con sus verduras asadas necesita poco, pero si le pones unas patatas fritas, queda redondo y los niños lo agradecen.

viernes, 11 de mayo de 2018

CROQUETAS DE FOIE Y BOLETOS

No me puedo resistir… siempre tengo que hacer croquetas de boletus y foie aunque sea fuera de temporada. Es un bocado que nos encanta sea festivo o sea lo que sea, en el congelador casi siempre hay unas poquitas pero hay que reponer rápido. Son unas croquetas diferentes, muy sabrosas, y también hay que decir, un poco calóricas, pero eso no nos importa ¿verdad?. 

Para poder hacerlas en cualquier época del año, las hago con boletos deshidratados, y además para el foie de pato, si no lo tenemos fresco, con "mi cuit" quedan fantasticas, sencillas .. no me extiendo más.

INGREDIENTES: Sobre 40 unidades, hechas a mano, tamaño medio: 15 gramos de boletus edulis deshidratados, 110 gramos de foie micuit, 1 cebolla pequeña, aceite de oliva virgen extra para pochar la cebolla. 

Para la bechamel, 60 gramos de mantequilla, 90 gramos de harina, 800 ml leche. Sal, pimienta negra y nuez moscada para aderezar la salsa.
Para rebozar: Harina, 2 huevos batidos grandes, pan rallado normal

ELABORACIÓN: En un cazo ponemos a templar la leche, pesamos los boletus y los añadimos a la leche para que se rehidraten, dejamos una hora mínimo. 

Pelar y picar la cebolla en brunoise, la ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra sobre unos 10 minutos. 

Cuando tenemos las setas rehidratadas, las saco de la leche y las paso a la picadora, pico no muy fino y cuando tenemos la cebolla le añadimos las setas sin parar de mover. Sacamos de la sartén y reservamos.
En la misma sartén ponemos la mantequilla, cuando esté fundida añadir la harina y sin dejar de mover, la hacemos unos minutos. Añadir la leche templada poco a poco y seguir dando vueltas hasta que la harina tome la leche poco a poco, poner un poco de sal, pimienta negra y nuez moscada, movemos bien durante 15 minutos cuando ya tenemos la bechamel a nuestro gusto, añadimos los boletus con la cebolla, movemos para mezclarlo bien. 

Ya para terminar, picamos el foie no muy fino para encontrar trocitos, lo añadimos a la sartén movemos para mezclarlo bien y apartamos, no lo dejamos mucho, probar y rectificar de sal si fuera necesario.

Poner la masa en una fuente, me gusta cubrirlo con papel film pegado a la masa, dejamos los lados, es decir, el film con el cristal de la fuente sin pegar para que ventile y enfríe sin condensar humedad. Dejar enfriar a temperatura ambiente y lo pasamos a la nevera 24 horas.
A la hora de hacer las croquetas, las formamos como nos guste, no hay que manipular mucho porque pierden firmeza, así preparamos unas pocas y mientras dejamos la fuente en el frigorífico. Preparamos la croqueta que nos guste, pasamos por harina, huevo batido y pan rallado normal y corriente, no queremos perder el sabor de las croquetas.
Ahora como tenemos sobre unas 40, podemos congelar las que no vamos a consumir


y para el resto, ponemos una sartén con abundante aceite AOVE a calentar para freír las croquetas o directamente a la freidora, las dejamos doradas y crujientes y escurrimos sobre papel de cocina y emplatamos a nuestro gusto.