domingo, 27 de enero de 2019

CREPES DE ESPINACAS


Cuando tienes que asaltar un blog, donde hay muchas recetas y todas apetecibles, tienes que decidirte por la que sea como un flechazo. Así al ver las crepes de espinacas del blog "Eva en Pruebas", y leí la receta, me di cuenta que estas crepes daban mucho juego, además era una nueva forma de poner verdura a los niños que, aunque no lo parezca, esto sí que es un reto. 

No tengo que decir que estamos en domingo de Asaltablog, como manda la tradición los últimos domingos del mes;  y del blog de Eva me he traído estas crepes para acompañarlas con pollo y salsa de queso, ella las hace con gambas y la misma salsa, este cambio es porque estamos en Enero y tenemos muy reciente el atracón de marisco de navidad. 
El pollo lo he hecho a baja temperatura para darle un toque diferente, pero podemos hacerlo igual a la plancha. Nos ha quedado un plato con mucho contraste de sabor y de color. 

Con las cantidades que he hecho, han salido unas 6 crepes hechas en una sartén mediana, por lo que las que quedaron las guardé en papel de aluminio y al día siguiente nos las tomamos para cenar. Al final explico también la receta. El asalto ha sido como en las rebajas un 2x1. 

INGREDIENTES: PARA 2 Personas. 

CREPES: 2 Huevos, 100 gr. Harina, 120 gr. Espinacas, 100 ml. Leche y 25 gr. Mantequilla
POLLO: 1 pechuga de pollo de 300 gr, hierbas provenzales, pimienta negra, sal
SALSA DE QUESO: 1 Cebolla pequeña, 2 Trozos queso Cabra, 1 cucharada Aceite AOVE. 

ELABORACIÓN: Tomamos la pechuga y la adobamos con las hierbas provenzales, la pimienta, la sal y un poco de aceite de oliva, la envasamos al vacío, se deja una hora de reposo antes de cocinarla. Si no hacemos esta opción la podemos aliñar y hacerla a la plancha. 
Cocinamos la pechuga envasada al vacío al baño maría 75 minutos a 65º. Sacamos y dejamos enfriar sin abrir la bolsa. 
Mientras preparamos la masa de las crepes, cocemos las espinacas al vapor, las ponemos en el vaso de la batidora con los 2 huevos y la leche. Batimos muy bien y añadimos la mantequilla derretida, la harina y lo dejamos triturado fino. Se deja reposar mientras tanto. 

Preparamos la salsa de cebolla, cortamos la cebolla finita, en una sartén le ponemos un de aceite de oliva y pochamos la cebolla, cuando este transparente añadimos el queso y el jugo de la bolsa de la pechuga , dejamos que haga despacio. Lo pasamos al vaso de la batidora y lo trituramos bien, lo pasamos a la salsera. 

Para preparar las crepes, ponemos en una sartén un poco de mantequilla y calentamos la sartén, con un papel de cocina retiramos la mantequilla, y ya con ayuda de un cacillo añadimos la mezcla a la sartén repartiéndola por el fondo en una capa fina, dejamos un par de minutos a fuego medio-fuerte, esperamos a que tenga consistencia y le damos la vuelta, hacemos por el otro lado y lo pasamos a un plato. Seguimos con las siguientes, las vamos apilando como salen 6 o 7 no se tarda mucho. 

La pechuga para servirla es mejor pasarla por la plancha, entera para luego trincharla que queda más jugosa, vuelta y vuelta para que tome color. 
Montamos el plato con la crepe, la pechuga y su salsa de queso. Nos ha encantado. 


Con las crepes que quedaron preparamos una cena con lomo de beicon y una tortilla. Sencillo ¿no?.



viernes, 25 de enero de 2019

HUEVOS ESCOCESES DE CODORNIZ


Un plato que nos sirve tanto para un aperitivo como para una cena, son los huevos escoceses, a los niños les encantan, con su mayonesa, kétchup, salsa barbacoa o mostaza, sus patatas fritas y ensalada y quedan genial.
En Inglaterra es una receta típica, los llaman “Scotch Eggs”, y se trata de huevos cocidos de gallina, envueltos en carne de salchichas, luego pan rallado y fritos. 

Como los hemos preparado para aperitivo y la cena de los niños, he utilizado huevo de codorniz que es más manejable y queda tamaño de albóndiga gorda, los hechos con huevos de gallina son para quedar bien satisfecho, se preparan con carne picada aderezada a gusto en lugar de salchicha.
Esta receta es mi aportación a Tus Recetas, https://retotusrecetas.blogspot.com/ donde nos damos cita con Elvira, una vez al mes, con un ingrediente para sugerir una receta, y este mes tenemos salchicha o "salchichina" como decimos por aquí a la salchicha fresca de carnicero, que no hay cosa que le guste más a los niños para la cena.

INGREDIENTES: Para el tamaño que se puede ver en las fotos he utilizado 8 huevos de codorniz, 5 salchichas frescas de pavo-pollo, 1 ajo, un poco de perejil, 1 huevo de gallina para batir, Harina, Pan rallado, vino blanco y Aceite de oliva AOVE para freír.



ELABORACIÓN: Cocemos los huevos de codorniz con sal en el agua unos 15 minutos desde que hierve el agua y los enfriamos. Una vez fríos, se pelan y se enjuagan por si queda alguna cáscara, reservamos. 
Mientras tanto podemos preparar en un bol las salchichas, le quitamos la tripa y con un tenedor las mezclamos, añadimos el ajo prensado y el perejil picado, se mezcla muy bien. 
Como las salchichas ya traen su aliño y es para los niños no les añado ni sal ni pimienta y queda en su punto.
Para trabajar la carne y que no se pegue en las manos nos mojamos con vino blanco (truco de la abuela) y cogemos un poco de carne y vamos envolviendo el huevo cocido. Pasamos por harina y apretamos como una albóndiga y dejamos reposar en un plato para que la harina haga su efecto aglutinante. Así con todos, cuando los hemos reposado pasamos por huevo batido y luego por pan rallado. Y los tenemos listos para freír, a mi me gusta hacerlos en la freidora, los dejamos doraditos y para servirlos como he dicho al principio. 
Los que veamos que no consumiremos, los podemos congelar.

miércoles, 23 de enero de 2019

MERMELADA de LIMA DEDO. FINGER LIME


Hace un año me regalaron una maceta con una planta de lima dedo, “Citrus australasica”, también conocida como finger lime, lima dedo o lima de dedo. 
Se trata de un arbusto o pequeño árbol que procede de Australia, con unas espinas enormes, que da miedo acercarse, pero que tiene un fruto muy aromático, con una característica peculiar, que lo hace único entre los demás cítricos, es que su pulpa se agrupa en pequeñas esferas que al cortar la cáscara del fruto se desparraman como si fueran las huevas del caviar, por eso se le conoce también como caviar cítrico, y es muy apreciado en gastronomía. Es un fruto de unos 10 cm de largo con un color que va del amarillo, verde, púrpura, marrón o incluso negro. La pulpa es sabrosa, ácida, ligeramente especiada.
La planta ha ido dando frutos poco a poco y ahora, que me he juntado con 5 limas, ha sido motivo suficiente para hacer mermelada, y aunque ha salido un tarro pequeño, es una verdadera delicia. 

INGREDIENTES: 115gr. de lima dedo, 150 gr. de agua, 115 gr. de azúcar. 

ELABORACIÓN: Ponemos en un cazo con agua hirviendo las limas enteras, para extraer algunos de los aceites amargos de la piel, además de esterilizarlos y los tenemos cociendo 20 minutos.
Se dejan en el agua enfriar hasta que podamos cogerlos con la mano sin quemarnos para cortarlos en rodajas. Apartamos los huesos que tengan. 
Vemos en la foto la diferencia de los que han cocido que están amarillos y los que no que continúan verdes.
Ponemos en una olla las rodajas de lima con su jugo y 150 gr. de agua, dejamos hervir media hora, hasta que veamos que la piel ablanda, si vemos que se consume mucho le añadimos un poco de agua.
Añadimos el azúcar y removemos hasta que se disuelva, dejamos hervir 20 minutos, vemos que se vuelve muy líquida la mermelada. Movemos para que no se agarre, cuando vemos las burbujas de la mermelada son brillantes y más consistentes, las pasamos al tarro, previamente esterilizado, llenamos hasta arriba, cerramos bien la tapa y damos la vuelta al bote para que haga vacío. 
Me gusta dejar reposar la mermelada dos semanas antes de consumirla, una vez abierta, la dejamos en el frigorífico y consumir máximo en un mes.

Sin duda es la mermelada más sabrosa, refrescante y sorprendente que he probado hasta ahora. En una tostada con mantequilla salada es un desayuno de diez.




domingo, 20 de enero de 2019

CALDO VERDE en Slow Cooker.


En estos días tan fríos apetece sentarse a la mesa y reconfortarse con una sopa que regenera el cuerpo. Cuando hablamos de cocina portuguesa, el caldo verde es una receta protagonista, un plato típico de la dieta mediterránea con verduras y algo de carne de cerdo. es originaria de la zona norte de Portugal en la provincia de Minho, con similitudes con el caldo gallego y también con otros caldos de la cocina española.

He elegido este plato para Cocinas del Mundo, http://www.lacajitadenievesyelena.com/2014/03/cocinas-del-mundo.html, que en este mes visitamos Portugal, y me he traído este platazo de sopa que para empezar el año nos viene muy bien, un buen caldo repone del peor de los resfriados.
El caldo verde lleva pocos ingredientes, lo he hecho según la receta tradicional, y en olla lenta , un #topadentro, para elaborar un buen caldo con los grelos, la patata y el chorizo.
He hecho el caldo con los grelos, por que me encanta esta verdura para los guisos en invierno, compro para tener un manojo guardado en el congelador para cualquier evento. Si no encontráis grelos, la berza o con kale, queda el caldo genial.

INGREDIENTES: (Para 2 personas), 2 patatas medianas, 1 chalota o cebolla, un puñado de grelos, 1 chorizo, sal.

ELABORACIÓN: Pelamos la patata y la partimos en trozos no muy grandes, picamos la chalota y lo ponemos con agua en la olla lenta, lo he hecho en la pequeña de 1,5 l.; añadimos los grelos troceados, y el chorizo en rodajas. 
Tapamos la olla y dejamos 4 horas en baja temperatura.

Cuando lo tenemos cocinado, sacamos a una olla normal, el chorizo y los grelos, no es complicado al quedar flotando. El caldo y las patatas las pasamos al vaso de la batidora, trituramos, y lo añadimos a la olla donde tengamos calentando el caldo, y servimos. 
Nos quedará un caldo con mucho cuerpo, que con la verdura y el chorizo hacen un plato que con pocos ingredientes resulte delicioso.



miércoles, 16 de enero de 2019

CROQUETAS DE BACALAO Y GAMBAS

Hoy es el día internacional de la croqueta y compartimos nuestro gusto por un bocado con un relleno que sorprende y tiene tantas variaciones como personas las hacen. 

Hemos preparado unas croquetas de bacalao y gambas muy sabrosas que hacemos en casa con frecuencia y que además podemos congelar para tenerlas siempre disponibles.

INGREDIENTES: 6 langostinos o 12 gambas, 200 gr. de bacalao desalado, 65 gr de mantequilla, 65 gr. de harina, 500 ml de leche, 1 cebolla, 50 ml de vino blanco. Para liar las croquetas, 2 huevos, harina y pan rallado.

ELABORACIÓN: En una sartén ponemos la mantequilla con la cebolla picada, mareamos un poco y le añadimos las cabezas de los langostinos, dejamos pochar todo junto.
Cuando vemos la cebolla hecha, quitamos las cabezas de los langostinos o gambas, añadimos el bacalao y los langostinos picados,  cuando toma temperatura le ponemos el vino, dejamos evaporar y ponemos la harina, movemos bien para que cocine la harina y le añadimos poco a poco la leche para hacer la bechamel, no dejamos de mover hasta que tengamos una masa uniforme y bien ligada. 

Pasamos a una fuente para que enfríe la masa de croquetas y la tapamos con un papel film para que no haga costra. La dejamos enfriar mínimo una hora, según la prisa que tengamos para liarlas.
Para hacer la croqueta cada uno tiene su técnica, si las haces con dos cucharas tiene la ventaja que salen todas iguales, pero aquí "cada maestrillo tiene su librillo".
Para liarlas las pasamos por harina huevo y pan rallado, las dejamos apretadas para que luego al freírlas no se rompan. Las pasamos a una fuente y si no vamos a consumirlas directamente las congelamos.
Las freímos muy bien en abundante aceite, si las hemos congelado las dejamos unos 10 minutos  a temperatura ambiente antes de freírlas, pero no descongelar por completo.
Para acompañar me gusta preparar una mayonesa con wasabi, le da un toque muy especial a las croquetas. 




martes, 15 de enero de 2019

MUSLOS DE POLLO CON SALSA DE SETAS

El pollo en la slow coocker es una carne muy agradecida, con pocos ingredientes nos queda un plato muy agradecido. Hoy hemos hecho muslos de pollo deshuesados que en lugar de hacerlos en rollito los hemos hecho uno sobre otro más estilo "cachopo"cocinado con setas y cebollitas de guarnición, y acompañado con noodles de arroz, pero podemos ponerle arroz cocido, pasta o patatas fritas, os aseguro que es un comodín y según lo acompañes es un plato diferente.


Esta es mi aportación a nuestra cita mensual con La Cocina Violeta de Carol, http://lacocinavioletadecarol.blogspot.com/p/haz-lo-que-te-salga-de-la-olla-lenta.html, que haremos un recopilatorio de pollo, que servirá de recetario para todo el año.


INGREDIENTES: (2 personas), 2 muslos de pollo deshuesados, 2 lonchas de bacon, 1 loncha de queso, 1 loncha de jamón serrano, 4 cebollitas de guarnición, setas variadas y champiñones, 1 pastilla de caldo, hierbas provenzales, aceite de oliva AOVE. Para acompañar, noodles de arroz.  
ELABORACIÓN: Con antelación, mínimo 3 horas, aliñamos los muslos de pollo con hierbas provenzales, un poco de aceite AOVE, no le ponemos sal. 

 Sobre uno de los muslos ponemos el bacon, luego el queso y luego el jamón, tapamos con el otro muslo y les ponemos palillos de madera para que queden bien cerrados. 

En una sartén marcamos por los dos lados los muslos, los pasamos a la olla lenta, en la sartén sin quitar el aceite y los jugos, salteamos las cebollas, y las pasamos a la olla. Por ultimo salteamos las setas y todo a la olla. tapamos y lo dejamos 3 horas en alta.

Para terminar el plato, sacamos los muslos y los pasamos a una cazuela para poder gratinar en el horno.
Las setas las cebollas y el jugo lo pasamos al vaso de la batidora, trituramos y lo unimos a la cazuela.
Gratinamos 10 minutos hasta que lo veamos doradito. 
Mientras preparamos la guarnición, unos noodles de arroz cocidos con un poco de sal y nos queda un plato muy completo.