domingo, 15 de marzo de 2020

MATAHAMBRE ARGENTINO

Hoy viajamos a Argentina para conocer este plato tan popular en compañía del Reto Cocinas del Mundo de la Cajita de Nieves y Elena, aunque como está el tema es preferible hacerlo virtualmente, cocinar en casa y disfrutar de la cocinas de otros lugares en familia.
El matambre es un corte de carne de ternera típicamente argentino, se corresponde con la capa de carne magra que se encuentra entre la piel y el costillar de la vaca, en España equivaldría a la aleta, que se suele cocinar rellena y enrollada, aunque también se prepara asada directamente sobre la parrilla. Tiene una carne magra y tierna, ideal para la parrillada argentina.

La preparación más popular de esta carne, es el arrollado argentino. La carne se enrolla con verduras y huevos cocidos y se cuece o se asa bien cerrada para que no pierda los jugos. Se sirve como fiambre o templado con puré de patatas o ensaladilla, es ideal para sandwich.
Os recordará a nuestro tradicional rollo de carne que se prepara en navidad y la verdad es que es muy parecido.
INGREDIENTES: Una pieza de matahambre o aleta de ternera, sal, pimienta, ajo en polvo, mostaza, copos de guindilla, aceite de oliva, lonchas de beicon ahumado, pimiento verde, pimiento rojo, zanahoria, cebolleta, queso emmental, 3 huevos cocidos y gelatina en polvo.
ELABORACIÓN: Cocemos los huevos. En un bol preparamos el marinado con la mostaza, sal y pimienta, el ajo en polvo, la guindilla en copos y el aceite de oliva, mezclamos bien.
Extendemos la pieza de carne y la cuadramos, deberá estar limpia de grasa, le extendemos la marinada, y sobre ella pondremos el beicon, el pimiento rojo y verde a tiras y la cebolleta o las verduras que más nos gusten, yo he puesto ajetes. Lo espolvoreamos con gelatina en polvo y por último le ponemos queso rallado y los huevos cocidos. A los huevos le cortaremos un poco los extremos para que compacten mejor. 
Enrollaremos y bridamos bien, si tenemos una malla mucho mejor para que quede bien apretado.
Lo liamos en papel de aluminio bien cerrado para que no pierda el jugo.
Pondremos en el horno arriba y abajo a 180º una hora y media. 
Dejamos enfriar envuelto para que no pierda forma y quede a modo de fiambre. Cortamos en rodajas de medio centímetro para servir, hoy le he puesto unas patatas de guarnición partidas con crema agria y cebollino, nos ha encantado, os invito a prepararlo.










lunes, 9 de marzo de 2020

ESTOFADO DE CUELLO DE CORDERO

Este mes tenemos un cuadro que no es fácil de interpretar en el reto Cocinarte, se trata de una pintura pintada en 1620 por Artemisia Gentileschi, una de las pintoras italianas más conocidas y apreciadas del siglo XVII después de Caravaggio. En esta época, las pintoras femeninas no eran fácilmente aceptadas, Artemisia fue la primera mujer en convertirse miembro de la Accademia di Arti del Disegno de Florencia y es considerada una de las pintoras más progresistas de su generación. Una artista valiente con una historia personal increíble, que es referente en la historia del arte. 

La escena es espelugnante, en “Judit decapitando a Holofernes”, la heroína bíblica Judit quien había concebido un plan para salvar a su pueblo, ella, ejemplo de virtud y castidad, viene representada decapitando la cabeza del enemigo Holofernes, líder asirio a quien ella engañó por medio de la seducción mientras guardaba su pureza.
El lienzo fue probablemente pintado para Cosimo II de’ Medici y terminado después del regreso de Artemisia a Roma, después de siete años en Florencia. Se lee en la parte inferior derecha de la obra: “Ergo Artemitia Lomi Fec.”
Como curiosidad, he leido que debido a su violencia, la obra fue colocada en un “rincón oscuro” de Palacio Pitti y solo después de la muerte de Cosimo II Artemisia fue pagada por su trabajo, gracias a la ayuda y mediación de su amigo Galileo.
Después de esta exposición y la visualización del cuadro no se las ganas que os han quedado de cocinar, para hacer un plato me he decantado por el cuello de cordero, diréis que es un poco macabro, en cierto modo si, pero el arte es así un día dulce, otro amargo. 
Paso a contaros este estofado que está bien rico, la receta es de Julia Child adaptada.

INGREDIENTES: 1 kilo de cuello de cordero en filetes, 1 cucharada de azúcar, sal, pimienta, 3 cucharadas de harina. 500 ml. de caldo de carne, 3 cucharadas de tomate concentrado, 2 dientes de ajo concentrado, tomillo, romero y laurel.
6 o 7 patatas de cocer pequeñas, 3 zanahorias, 2 nabos, 10 cebollitas francesas, guisantes, judías verdes. 
ELABORACIÓN: En una sartén sellamos por ambos lados los filetes de cuello de cordero deben estar bien secos para que tomen color dorado, los pasamos a una olla que podamos meter en el horno, una cocotte. La pondremos a calentar en el fuego, le ponemos una cucharada de azúcar y se carameliza la carne unos 3 o 4 minutos, añadimos sal, pimienta y espolvoreamos harina, metemos la olla en el horno a media altura a 230º, otros 3 o 4 minutos , veremos que dora la harina y se forma una costra, sacamos del horno y bajamos a 175º. Quitamos la grasa si vemos exceso, añadimos 400 ml de caldo de carne ponemos a calentar, añadimos el tomate concentrado, 2 dientes de ajo machacado, 1 hoja de laurel y un poco de tomillo. Rectificamos de caldo si la carne no está cubierta. 
Tapamos la cazuela y la metemos en el horno en la parte de abajo y dejamos cocinar una hora. 
Mientras preparamos la verdura, las pelamos y  añadimos a la cazuela, tapamos y dejamos una hora más o hasta que veamos la verdura hecha cuando la pinchemos con el cuchillo. 

Lo serviremos caliente con la verdura y su salsa y a disfrutar de un plato espectacular. 



viernes, 6 de marzo de 2020

VERDINAS CON COCOCHAS DE BACALAO

Si hay legumbres que son un verdadero lujo son las “fabes” verdinas, típicas de Asturias,  tienen un característico color verde claro, tienen un sabor suave y textura mantecosa; su color es debido a que la recolección es temprana, y su maduración se realiza protegiéndolas de la luz solar, son menos ricas en hidratos de carbono y con mayor contenido en agua. Fácilmente digeribles y si se toman con cocochas, de merluza o de bacalao y aumenta su valor proteico.
Estas legumbres combinan muy bien con pescados: bacalao, rape, merluza, etc; y con mariscos: almejas, langostinos, carabineros, etc. 
Hoy vamos a disfrutar este plato con cocochas de bacalao y almejas, paso a explicaros ya este delicioso plato de cuchara.
INGREDIENTES: 200 gr. de fabes verdinas (secas), 250 gr. de cocochas bacalao desaladas, un puñado de almejas, 1 cebolla mediana, 1/2 puerro (parte blanca), 1 pimiento verde, 1 trozo de pimiento rojo, 1 diente de ajo, caldo de pescado, aceite de oliva virgen extra, Pimentón de la Vera, Sal . 
Para el pil-pil: 4 dientes de ajo laminados,1 guindilla o cayena, aceite de oliva virgen
ELABORACIÓN:La noche de antes ponemos en remojo las verdinas, al menos 12 horas. Cuando estén listas, escurrimos el agua y reservamos.
Pondremos a cocer las verdinas en una cazuela, añadimos el caldo de pescado hasta cubrirlas totalmente y que nos queden unos 2 dedos sobre ellas, las llevamos a ebullición unos 5 minutos y le bajaremos el fuego hasta que terminen de cocinar .
Partimos las verduras y hacemos un sofrito con ellas, le añadimos una cucharada de pimentón, lo movemos, ponemos dos cucharadas de caldo y lo pasamos todo a la cazuela para que cocine con las verdinas unas 2 horas, probaremos de todos modos hasta que las veamos blandas. 

Prepararemos el pil-pil en una sartén, freímos en aceite los ajos cortados en láminas con la guindilla cortada por la mitad, ponemos las cocochas con la piel hacia arriba, moviendo en círculos siempre en la misma dirección y a fuego lento para que vayan soltando la gelatina. Cuando tengamos la salsa bien ligada y espesa, añadimos a las verdinas y dejamos a fuego bajo 
Abrimos las almejas en una sartén aparte para evitar que el guiso se llene de arena, con un ajo muy picado y perejil.
Servimos con las almejas. 

miércoles, 4 de marzo de 2020

ZABAIONE al Grand Marnier.

He preparado un postre reconstituyente y muy nutritivo el italiano Zabaione, que recuerda al ponche de yema de huevo que nos hacían nuestros abuelos, solo que no lleva leche, es huevo, azúcar y vino Masala, que puede sustituirse por cualquier vino dulce que no de color, si queremos que mantenga el color del huevo.  

El zabaione es un postre con varios siglos de antigüedad, es tradicional de Lombardia. Los orígenes del ponche de huevo son inciertos: parece que nació en las cocinas de Caterina de 'Medici, mientras que otras fuentes informan la primera receta del Zabaglione a la corte de Gonzaga, pero la primera fuente escrita que habla de un postre hecho con yemas, azúcar y vino aparece en el libro de recetas de Bartolomeo Stefani,  "El arte de cocinar bien", publicado a mediados del siglo XVII. Dejando las leyendas aparte, el origen del zabaione podría deberse a la muy antigua costumbre de consumir bebidas reconstituyentes a base de vino y de yema de huevo, costumbre extendida no sólo en Italia sino en buena parte de Europa.
El motivo que me lleva a preparar esta receta es para dar las gracias al Reto Cocina Regional Italiana, de El Cajón desastre de Maggie, por el cual he conocido muchas recetas italianas, que no son tan populares, pero que son una maravilla. Así no quería perderme la despedida del reto, que termina con esta edición, al haberse completado 100 recetas de cocina tradicional. Si queréis conocer más pinchad el enlace de Maggie, disfrutaréis de un viaje gastronómico por Italia. 

INGREDIENTES: 4 Yemas , 100 gr. Azúcar , 25 gr. de Licor Grand Marnier 
ELABORACIÓN: Prepararemos una olla con agua y un bol que encaje para luego hacer el baño maría. 
En un bol pondremos las yemas de huevo con el azúcar, las batimos y cuando blanqueen, le añadimos el licor poco a poco, seguimos batiendo hasta que lo veamos cremosa, entonces pondremos el bol en el cazo al baño maría, y seguimos batiendo hasta que espese.
La serviremos a temperatura ambiente con unas galletas o pastas. Hoy le he puesto unas galletas de mantequilla escocesas, ha resultado irresistible.
 

domingo, 1 de marzo de 2020

ARROZ FRITO CON KIMCHI Y CERDO ADOBADO.



La cocina asiática, o se ama o se odia, en mi caso no es que sea amor platónico pero me gusta mucho y cuando tengo oportunidad preparo un plato oriental.
Hoy la excusa ha sido perfecta, este mes, en el Reto del alfabeto salado, tenemos dos ingredientes, arroz y guisantes, perfectos para mi plato de arroz frito con kimchi.
El kimchi es una elaboración tradicional coreana a base de col china fermentada. En cualquier comida coreana el kimchi suele estar presente, a mi particularmente me gusta mucho y hoy he aprovechado para enseñaros este plato que se prepara en 10 minutos y esta lleno de sabor.

INGREDIENTES: (para 2)  2 filetes de carne de presa de cerdo, 1 vasito de vino mirin, jengibre en polvo, 1 taza de arroz basmati cocido y hecho con antelación. Cebolla fresca, guisantes, setas siitake , kimchi, salsa de soja y aceite AOVE. 
ELABORACIÓN: Cocemos el arroz, es preferible hacerlo con antelación o incluso el día anterior. Debe estar bastante suelto. 
Cortamos el filete de presa a tiras, y lo ponemos en un bol con vino mirin , jengibre en polvo y salsa de soja, lo dejamos macerando mientras preparamos el resto de ingredientes.
En el wok pondremos aceite de oliva,  añadimos
la presa y salteamos bien, y reservamos. 
Añadimos al wok la cebolleta picada, reservaremos los tallos verdes, también ponemos las setas troceadas, salteamos, añadimos el kimchi, movemos bien, pondremos los guisantes y el arroz, la salsa de soja donde ha macerado la carne  sin parar de saltear y en 3 o 4 minutos y lo tendremos listo. 
Para servirlo le pondremos los tallos verdes de la cebolleta troceados.

 ¡Que aproveche!



viernes, 28 de febrero de 2020

ENSALADA CÉSAR

Dicen que la ensalada César es de las que más se comen en el mundo, se cuenta que fue una ensalada improvisada para unos aviadores en en el Hotel Caesar’s de Tijuana (México), y se llamaba así "ensalada de los aviadores" pero pronto se hizo popular entre las estrellas del cine que iban a este hotel, y se paso a conocer por el nombre del mismo. Según he visto se hacía con las hojas de la lechuga enteras, sin partir, y esa idea me ha servido de base para preparar esta ensalada, que como veréis son los ingredientes pero preparada con un toque diferente. 

Es una una ensalada muy sabrosa y hoy la he versionado para el Reto tus Recetas, que para este mes Elvira nos ha propuesto un plato con anchoa, y qué mejor que una ensalada que con este buen tiempo ya va apeteciendo. 
INGREDIENTES: Pechuga de pollo asado, o la preparamos a la plancha. Hojas de lechuga romana. Queso parmesano al gusto. Pan asentado. Mayonesa, mostaza de Dijon, unas gotas de salsa Worcestershire, 1 ajo, pimienta al gusto, anchoas, unas aceitunas negras, alcaparras en salmuera y aceite AOVE.
ELABORACIÓN: Preparamos una mayonesa, o si ya la tenemos la mezclamos con la salsa Worcestershire y la mostaza.
Troceamos la pechuga de pollo.

Cortamos el pan, esta vez con el cortapastas le he dado forma de flor. El pan lo paso por la plancha y antes que tome mucho color lo saco y sin  que enfríe le damos con ajo por los dos lados. 
Montamos la ensalada, lavamos las hojas de lechuga y las ponemos sobre el plato, le añadimos el pollo, la salsa, el pan con unas anchoas, las aceitunas y unas alcaparras, le rociamos un poco de parmesano y la tenemos.
Veréis que las aceitunas están un poco arrugadas y es que son aceitunas prietas, que le dan un sabor especial a la ensalada.
En los próximos días subiré la elaboración de estas aceitunas.
¡Que aproveche!.






martes, 25 de febrero de 2020

BACALAO CON SALSA AJOARRIERO Y PASTA



El bacalao al ajoarriero, es un plato sencillo que se elabora con bacalao desalado y cocinado con verduras que varían según la región y la temporada. Hoy lo he preparado además con pasta, con espaguetis negros que tienen un sabor a pescado, y además con hinojo a la plancha, que realza el plato. 

INGREDIENTES: 2 filetes de bacalao desalado, medio bulbo de hinojo. Espaguetis negros.
Para la salsa: 1 ñoras, 1/2 cebolla, 1 pimiento verde, 2 dientes de ajo,1 guindilla fresca, 2 pimientos del piquillo, 100 gr. de tomate triturado, sal y aceite AOVE.

ELABORACIÓN: En una cazuela ponemos aceite, el pimiento verde, la cebolla y el ajo en el picado y sofreimos 10 minutos. Incorporamos el tomate triturado y los pimientos del piquillo, y terminamos de hacer la salsa, lo pasamos a una al vaso de la batidora y trituramos.

En un cazo con abundante agua y sal cocemos la pasta.
En una sartén, ponemos a la plancha el hinojo con un poco de aceite, cuando lo tengamos dorado se reserva y ponemos el bacalao desalado a la plancha.
Montamos el plato con la pasta, un filete de bacalao, la salsa y tapamos con otro filete, acompañamos con el hinojo. 


domingo, 23 de febrero de 2020

BIZCOCHO DE LIMON SIN AZÚCAR


Llevo tiempo queriendo hacer un bizcocho sin azúcar y hoy he tenido la excusa perfecta, nos ha tocado asaltar la cocina de Dulces Diabéticos y ha sido una visita bien aprovechada, por que me he traído este bizcocho súper-esponjoso, con el que hemos celebrado un cumpleaños muy especial. 
También tengo que decir que aunque pase el Reto Asaltablogs, pienso volver a esta cocina libre de azúcar, me ha encantado visitarla.


INGREDIENTES : 3 huevos, 1 yogur de limón o natural  desnatado/descremado (125ml) ,3 medidas de harina de repostería, 1 medida de aceite de oliva AOVE. 1 limón. 1 cucharada rasa de sirope de ágave, 1 sobre de levadura en polvo. Una pizca de sal.
Para la decoración, pepitas de chocolate negro, chocolate blanco rallado y cáscara de mandarina en polvo. 


ELABORACIÓN: Pondremos en un cuenco las yemas y en otro las claras. A las yemas, añadimos el zumo del limón, la ralladura de su piel (sin llegar a la parte blanca, que amarga), el yogur y el sirope de ágave. En el vasito del yogurt medimos un vaso de aceite, y se añade. Batimos bien.
Añadimos 3 medidas del vasito de yogur de harina tamizada,  la levadura en polvo y una pizca de sal. Mezclamos bien. 
Precalentamos el horno a 180º, arriba y abajo.
Las claras que tenemos en el otro cuenco las montamos a punto de nieve, y con movimientos envolventes las añadimos a la masa poco a poco. 
Engrasamos un molde desmontable con mantequilla y harina, vertemos la masa, le ponemos unas pepitas de chocolate negro que se hundirán hasta la mitad cuando esté cociendo.  
Horneamos durante 35- 40min a 180º, pasado este tiempo, cuando ya empieza a oler el bizcocho lo pinchamos con una brocheta o similar si sale limpio ya está listo el bizcocho.
Dejamos enfriar, desmoldamos, lo decoramos con chocolate blanco y la cáscara de mandarina cuando está bien frio. Y servimos. 




sábado, 22 de febrero de 2020

QUESADA PASIEGA

Hay un postre que es una delicia y del que aún no he hablado en este cuaderno de cocina, y es la quesada pasiega, una especie de tarta bajita de crema, típica de la zona de los Valles Pasiegos de Cantabria, que se elaboraba  horneando una pasta compacta hecha con queso pasiego fresco de leche de vaca, mantequilla, huevos, miel, harina, cáscara de limón y canela.
Su origen no está claro, pero ya en El Libro de Buen Amor, del Arcipreste de Hita, en el S.XIV y también en el libro de cocina de Ruperto de Nola, en 1.529, se habla del queso asadero, por ser un queso que mejora mucho asándole, así como de una receta muy próxima a la de la quesada. Aunque las primeras recetas de quesada se remontan a 1.895 en el libro de Concepción Herrera de Bascuñan «Cocina Cántabra» .

Ya que se os ha hecho la boca agua, pasamos a contar cómo la he hecho, por que en lugar de su queso originario, la he preparado con queso crema para simplificarla un poco.

  

INGREDIENTES: Una tarrina de queso crema tipo Philadelphia, 3 huevos grandes, 100 gr. de mantequilla derretida, 250 gr. de azúcar,  100 gr. de harina todo uso tamizada,  Ralladura de 1/2 limón. Una pizca de sal. Canela molida según gusto
Mantequilla y azúcar para el molde.

ELABORACIÓN: En un bol grande batimos con la varilla de mano los huevos con el azúcar y la mantequilla, hasta que se integre el azúcar, le añadimos , el queso, una poca canela, la ralladura de limón y la pizca de sal. Con las varillas mezclamos dejándolo no muy fino. 


Ahora añadimos poco a poco la harina tamizada y mezclamos bien con las varillas de mano, hasta que todo quede integrado. 
Calentamos el horno a 180ºC con calor por arriba y por abajo y sin ventilador, y preparamos un molde que no sea desmoldable, este pastel tiene una altura de unos 3 centímetros, por lo que lo tendremos en cuenta para elegir el molde. 
Le ponemos un poco de mantequilla y harina, en el fondo espolvoreamos azúcar y vertemos la mezcla, pondremos un poco de canela por encima y la metemos en el horno. 

Horneamos a 180º C, durante 45 minutos, si la queremos más dorada cuando le falten 5 minutos le ponemos el grill superior y quedará con un color magnífico.