martes, 25 de junio de 2019

DOUILLONS DE MANZANA

Hace poco descubrí un pastel típico de la Normandía francesa, el douillon, es una especialidad que consiste en cocinar una pera o una manzana huecas, que se rellenan con mermelada o jalea de grosella , azúcar de caña y canela , también pasta de almendra y luego se cierra con un hojaldre y se hace en el horno. 
Este postre también podéis encontrarlo con el nombre de "bourdelot" "  bourde  significa varias frutas cocinadas bajo una capa de masa, mientras que  bourdelot  significa una sola pera o manzana cocinada de la misma manera  "(op.cit.p.63). Métiviere du Méril (publicado en el siglo XIX), estas recetas son tradicionales francesas y muy antiguas, como ya sabéis me gusta dar a conocer recetas "de toda la vida" para que se mantengan vivas, no me importa de donde procedan, yo se que os gustarán. 
Veréis que es un postre muy sencillo, muy sabroso y que encaja en nuestros menús muy bien, es el postre que queda bien en cualquier situación y época. 
INGREDIENTES: 4 manzanas, 1 placa de hojaldre cuadrada, azúcar, canela en polvo, 1 huevo , mermelada de fresas y vino tinto.

ELABORACIÓN:  Pelamos las manzanas, les quitamos el corazón. En un plato ponemos azúcar y canela, lo mezclamos bien y rebozamos en la mezcla las manzanas abundantemente.
Abrimos la placa de hojaldre, la cortamos en 4, en cada una de ellas ponemos una manzana boca abajo, rellenamos con lo que más nos apetezca, yo le he puesto mermelada de fresas y vino.
Cubrimos bien con el hojaldre y le damos la vuelta, la ponemos en un molde de magdalenas o en el que veamos más adecuado. Le hacemos un agujero, y para adornarlo imitando a una manzana le he puesto unas hojas y un palito de los recortes del hojaldre. Pintamos con huevo batido y lo tendremos en el horno 30 minutos a 180º. 



Os daréis cuenta que es una manzana asada diferente, lo hemos acompañado con helado de vainilla que lo complementa muy bien.
Espero que os guste. 

viernes, 21 de junio de 2019

GELATINA DE MOJITO

El mojito es una bebida muy refrescante de origen cubano, que hace las delicias de las tardes y noches calurosas de verano. Con ron, azúcar, soda, lima y menta se puede hacer esta gran cóctel.
En esta ocasión hemos versionado esta popular bebida y la hemos hecho con gelatina, vemos que está de moda hacer bebidas en forma sólida y hacer chupitos de gelatina, con frutas, licores, etc. 
He querido hacerlo en formato grande con cerezas para compartirlo pero podemos hacerlo con las formas, moldes o vasitos que más nos gusten, eso sí, siempre con lima, la lima es imprescindible.
Lo podremos tomar a cualquier hora, el mojito es muy versátil.

INGREDIENTES: 300 ml agua, 150 gr azúcar blanco, 6 láminas pequeñas (1,6 gr. por hoja) de gelatina, el zumo de una lima, 1 lima para decoración, 100 ml ron blanco y hojas de menta fresca.


ELABORACIÓNPonemos en un bol las láminas de gelatina con agua fría para hidratarlas.
En un cazo se vierte el azúcar, el agua y el zumo de lima y dos rodajitas de lima. Lo calentamos a fuego medio, no hace falta que hierva, removiendo hasta que el azúcar esté  disuelto, entonces lo retiramos del fuego y añadimos la gelatina, removemos.

Lo dejamos reposar con un par de ramitas de menta unos 20 minutos; las retiramos y le añadimos el ron.
Mientras preparamos el molde donde vamos a presentar la gelatina. En esta ocasión he utilizado un molde de rosco de silicona, lo he decorado con rodajas de lima finas y hojas de menta. 

Añadimos un poco de gelatina y metemos en el frigorífico para que solidifique y no se desarme la decoración. En 10 minutos sacamos del frigorífico y le ponemos el resto de la gelatina. Lo tendemos en el frigorífico mínimo 4 horas. 
La hemos decorado con cerezas que ahora están en temporada.

Ya me diréis si os gusta este postre tan refrescante para el verano. 








domingo, 16 de junio de 2019

POLLO KIEV. Ucrania.


Hoy viajamos a Ucrania, y me diréis, ¿por qué ir tan lejos?, no está tan lejos, y os traigo un Pollo Kiev que es uno de los platos más conocidos de la gastronomía ucraniana,  y que en lo menús de muchos restaurantes lo tenemos y desde hace  bastantes años, así os lo traigo de la mano de  Cocinas del mundo , que nos toca visitar Ucrania y traernos un plato.  
Según he visto, los orígenes de esta receta son muy confusos. Cada país trata de apropiarse del plato la gastronomía francesa, alemana, rusa y hasta americana pretenden a ser autores de pollo Kiev. Pero sea quien sea el autor de ese plato, en realidad es  un filete de pechuga de pollo, con un trozo de mantequilla con ajo y verduras, rebozado  que se sirve acompañado por guarnición de patatas y verduras. Se suele hacer muy relleno de mantequilla, para que al cortarlo salga la mantequilla, pero yo le he puesto la mantequilla justa por que el exceso tampoco es bueno y si comen los niños, hay que cuidarlos. 


Paso a contarlo.
INGREDIENTES: 2 pechugas de pollo, beicon, 20 gr. de mantequilla , ajo , perejil,  pimienta blanca, sal , 1 huevo, harina y pan rallado. Aceite Aove para freir. 


ELABORACIÓN:  Limpiamos las pechugas de pollo y si tiene algún hueso se lo quitamos si están enteras las abrimos por la mitad en forma de libro. Aderezamos con sal y pimienta. 
Mientras en una sartén salteamos el beicon. 
En la pechuga abierta ponemos la mantequilla bien repartida, el ajo, el perejil, el beicon. Cerramos la pechuga y nos aseguramos con un par de palillos que quede bien cerrada. 
Batimos huevo, y preparamos otro plato con harina y otro con pan rallado. 
Pasamos las pechugas cerradas por la harina, luego huevo y luego pan rallado. Y feímos en una  sartén con aceite AOVE, sin dejar que tome mucho color, es sólo para que quede compacta.  Pasamos las pechugas a una fuente de horno junto con patatas previamente cocidas, lo pondremos en el horno a 180º , 15 minutos. Hasta que quede dorado. 

Serviremos con las patatas asadas y ensalada, sencillo y sabroso. Una forma diferente de hacer la pechuga de pollo. 


viernes, 14 de junio de 2019

LA ZANAHORIA QUE VINO DEL MAR

¿Nos atrevemos hoy con un trampantojo?. Siempre hemos tenido la atracción de hacer un plato y que en su presentación parezca otra cosa y con este pequeño engaño, ilusionar a nuestro comensal. Hoy tengo un plato que tenia ganas de presentaros, y es la famosa "Puntilla que quiso ser zanahoria" del chef del mar, el inigualable Angel León. 
Para este plato he tomado la receta de su libro, y me la he traído a mi cocina, es como si lleváramos toda la vida haciendo estos calamares rellenos.  

Según veis en la foto parece muy complicado pero en realidad es un trampantojo sencillo, con pocos ingredientes y que sorprenderá a vuestra familia y os hará brillar como una estrella "michelín".
¡Nos ponemos el delantar!

INGREDIENTES: 3 calamares pequeños. 3-4 zanahorias.
Para el relleno: 1 zanahoria pequeña troceada pequeña, 30 gr. de tuétano de ternera, las patas y las aletas del calamar picados, comino molido, sal y pimienta.
Para el escabeche: 50 ml. de zanahoria licuada, 1 cucharada de vino fino tipo Montilla-Moriles, 1 cucharada de soja, 1 cucharada de vinagre de Jerez, 4 cucharadas de aceite de oliva AOVE. 

ELABORACIÓN: Limpiamos muy bien los tres calamares, les quitamos las aletas para luego picarlas. Lavamos y pelamos las zanahorias, se licúan hasta obtener 200 ml, de zumo de zanahoria.
En un cazo ponemos 300 ml de agua con sal, ponemos a hervir y añadimos los calamares para escaldarlos durante 5 minutos. Sacamos y se pasan a un bol con hielo para enfriar rápidamente. ponemos 2/3 del zumo de zanahoria en un bol, añadimos los calamares fríos, cerramos y guardamos en el frigorífico 8 horas, para que tomen el color naranja.
Para el relleno, picamos una zahanoria en brunoise, en cubitos pequeños, la ponemos en un cazo a cocer, con un poco de sal, comino y pimienta, a los 5 minutos añadimos las aletas y las patas del calamar bien picadas, dejamos cocer 10 minutos y añadimos el tuétano, se deja cocer otros 5 minutos mínimo, se desarmará el tuétano al cocer. Lo dejamos más o menos hasta que lo veamos sin agua para que podamos rellenar luego. Se deja enfriar y guardamos en la nevera hasta la hora de montar el plato. 
Para el escabeche: en un tarro de cristal con tapa, ponemos el resto de zumo de zanahoria licuado, 1 cucharada de vino fino tipo Montilla, 1 cucharada de soja, 1 cucharada de vinagre de Jerez y 4 cucharadas de aceite de oliva AOVE. Cerramos y agitamos bien para que emulsione el aceite. Lo reservamos en el frigorífico. 
A la hora de montar el plato, tendremos en cuenta que se toma a temperatura ambiente, con lo cual sacamos de la nevera los recipientes sin abrirlos para que pierdan el frío.
Sacamos el calamar del zumo de zanahoria, escurrimos y rellenamos lo pondremos en el plato y lo servimos con unas cucharadas del escabeche que le pondremos por encima y el calamar tomará más color. 
Para el adorno, Angel León le pone eneldo, como no tenía he puesto cebollino y queda una zanahoria muy estilizada.
Ya me diréis si os gusta y si la hacéis os daréis cuenta que es muy sencilla. El contraste con el comino os sorprenderá. 

jueves, 13 de junio de 2019

POLLO A LA GRANADINA

El pollo es un ingrediente que suele gustarle a mucha gente, hay mil formas de cocinarlo y nos resuelve una comida, una cena o podemos hacer con él un plato suculento.
Hay recetas de pollo guisado tradicionales que son un verdadero placer, por eso hoy os traigo este pollo guisado a forma tradicional granadina, una receta  que seguro os gustará.
  

INGREDIENTES: para 2-3: Medio pollo troceado en trocitos pequeños,  5 dientes de ajo, 1 cebolla, 1 chalota, 2 huevos, 50 gr de almendra cruda, 1/2 vaso de vino blanco Montilla, 1 brick de caldo de carne Aneto, 2 cucharadas de tomate frito, 3 o 4 setas de chopo (opcional), perejil fresco, 1 hoja de laurel, unas hebras de azafrán, sal, pimienta y aceite de oliva AOVE. 
 ELABORACIÓN: En un cazo cocemos los dos huevos.
Limpiamos y salpimentamos el pollo.
En una olla ponemos el aceite de oliva, que cubra el fondo, junto con 4 dientes de ajo pelados y partidos. y un poco aplastado para que salga el juguillo. Añadimos el pollo y lo dejamos que se dore. Lo retiramos de la olla junto con los ajos.
Añadimos la cebolla picada y la chalota, y la dejamos pochar. 
Cuando la vemos ya hecha añadimos el pollo, lo dejamos que tome temperatura y le ponemos el vino, se mueve con la cuchara de madera y cubrimos con caldo de carne Aneto.  Le podremos el laurel y perejil picado, se tapa y se deja a fuego lento una media hora. 
Para el "majaillo", lo podemos hacer en el mortero o en el vaso de la batidora, pondremos 2 dientes de ajo crudo, las almendras y las yemas de huevo, le añadimos un poco de caldo de la olla para triturarlo. 
Lo añadimos al pollo junto con 2 cucharadas de tomate frito y las setas troceadas y lo dejamos cocer otros 15 minutos.
 Nos fijamos en la salsa que esté a nuestro gusto, no debe quedar muy ligera.
Lo servimos caliente, con unas patatas fritas y listo para comer!



domingo, 9 de junio de 2019

TARTA DE QUESO CON MANZANA Y CEREZAS

Para terminar la temporada del Reto Cocinarte, traigo el único cuadro que me quedaba, no he querido dejarlo pasar por que este cuadro me fascina, es la interpretación de una obra preciosa y enigmática, Venus Verticordia (1868)  del artista prerrafaelista Dante Gabriel Rossetti, un poeta, ilustrador, pintor y traductor inglés.
La mujer representa a la diosa romana Venus Verticordia, la cambiadora o transformadora de corazones, que era capaz de elegir la castidad antes que el amor sensual. Pero en el cuadro, parece insinuar lo contrario, Venus aparece en su figura más habitual, desnuda como diosa del amor carnal, pero al mismo tiempo una corona con mariposas rodea su cabeza, como si fuera una santa. Venus sostiene una manzana que se relaciona con el deseo y la tentación en el paraiso. Las rosas y la madreselva que rodean a la diosa son símbolo de fertilidad y por tanto del amor físico, del mismo modo que la flecha de Cupido.
Según los estudios Rossetti comenzó la obra hacia 1864 usando como modelo a una joven cocinera muy alta, cuya belleza le impresionó cuando la encontró en la calle, pero después conoció a Alexa Wilding su modelo preferida en una veintena de obras, así, sustituyó el rostro anterior con el de Alexa, por esto no resulta muy armónico el cuerpo y el rostro. 
Esta obra esta acompañada de un soneto que no voy a reproducir, os invito a buscar información sobre esta obra, su autor y la historia de la diosa Venus Verticordia en la mitología romana por que es muy curioso.
Para esta obra he preparado una tarta de queso con manzanas y cerezas, muy sencilla, que la peparamos rápidamente, y es lo que me ha inspirado esta gran obra, os paso a contar. 


INGREDIENTES: 2 manzanas rojas, 150 gr de queso mascarpone, 200 ml de nata, 2 huevos, 100 gr de azúcar, 50 gr de maicena, esencia de vainilla, zumo de lima (o limón) 2 manzanas, cerezas a gusto, mantequilla y harina para forrar el molde. 

ELABORACIÓN: En un bol ponemos los huevos y el azúcar, batimos hasta que blanqueen los huevos, añadimos la esencia de vainilla y un poco de zumo de lima, el queso mascarpone y la nata, batimos todo bien. Añadimos la maicena, mezclamos y lo tendremos preparado.
Pelamos la manzana y la cortamos en rodajas finitas. Las cerezas si preferimos no encontrarnos el hueso, se lo quitamos si no advierte a los invitados. 
El molde de 20 cm, lo hemos untado con mantequilla y sobre ella hemos puesto un poco de maicena, para asegurarnos que luego se suelta del molde.
Vertemos la mezcla de queso en el molde, ponemos las rodajitas de manzana sobre la masa, y luego las cerezas, rociamos con azúcar y lo metemos en el horno 30 minutos a 180º. 
Como la fruta se hunde en la tarta, cuando veamos que toma color, antes que se queme la superficie, que será a mitad de cocción, abrimos el horno y le ponemos un papel de aluminio cubriendo la tarta. 

Dejamos hacerse y para asegurarnos que está hecha la pinchamos con un cuchillo fino, si vemos que sale mojado lo dejaremos 5 minutos más. 
Sacamos del horno y se deja enfriar.
Ya me diréis si os apetece esta tarta....