domingo, 21 de abril de 2019

CAPONATA SICILIANA.



De nuestro viaje por Sicilia con Cocinas del Mundo, traemos la Caponata Siciliana que es un estofado agridulce de verduras a base de berenjenas que es el fundamento del plato, el resto de los ingredientes depende de la época y de los gustos de cada casa. 

Es un plato que normalmente se sirve a temperatura ambiente porque potencia más el sabor agridulce de la berenjena. Es muy versátil, se puede tomar sobre un pan tostado o para acompañar una carne o un pescado.

De la cantidad de recetas que hay, y como tampoco somos sicilianos, nos gusta la versión de Giorgio Locatelli, por su sencillez en los ingredientes y en la elaboración. 



INGREDIENTES: 2 ó 3 berenjenas, una cebolla morada, 2 ó 3 ramas de apio, una cucharada de piñones, 1 ch de alcaparras encurtidas en sal , 1 ch. de pasas, 1 ch. de vinagre de Jerez, 200 gr. de tomate triturado, aceitunas deshuesadas y troceadas, 1 ch de azúcar, aceite de oliva AOVE, pimienta negra molida, hojas de albahaca y un poco de hinojo fresco. 


ELABORACIÓN: Partimos las berenjenas en dados de unos 2 cm. Hoy tenemos berenjenas de tres variedades, negra, blanca y rallada, cada una tiene una textura en la carne y las vamos a aprovechar para este plato. 

Una vez partidas las colocamos en un bol, con sal mínimo durante 30 minutos. Esto es para que al freírlas no sean como esponjas con el aceite, y queden doradas con todo su sabor. Pasado el tiempo enjuagamos debajo del grifo y dejamos escurrir para que queden secas. 

Mientras tanto, partimos el apio. En un cazo ponemos agua y sal a hervir y lo blanqueamos hirviendo 5 minutos, lo dejamos escurriendo.

En una sartén grande, ponemos 6 o 7 cucharadas de aceite AOVE a calentar y freimos la berenjena, la salteamos bien hasta que dore, se reserva en un plato. 
En la misma sartén añadimos aceite, pochamos la cebolla, cuando la vemos blanda añadimos el apio, dejamos hacerse unos 5 minutos, ponemos los piñones, las alcaparras, las aceitunas troceadas y las pasas. Lo salteamos un poco y añadimos el tomate, lo dejamos hacer 10 minutos, moviendo para evitar que la mezcla se pegue al fondo de la sartén. 

Agregamos pimienta negra recién molida al gusto, 1 cucharada de vinagre de vino, 1 cucharadita de azúcar, un poco de hinojo y albahaca picada a gusto, salteamos y añadimos la berenjena a la sartén, removemos y dejamos cocinar 10 minutos. 

Probamos para ponerlo a gusto de sal, lo dejamos tapado pero no con la tapa encajada para que enfríe despacio y lo servimos, si es posible, al día siguiente a temperatura ambiente.



miércoles, 17 de abril de 2019

CONEJO CON MOSTAZA . Slow cooker.

El conejo es una carne que tradicionalmente ha formado parte de la dieta mediterránea. Actualmente su consumo está en auge al conocerse sus cualidades nutricionales y gastronómicas. Por su composición, baja en grasas y en calorías y alta en proteínas, la carne de conejo está especialmente recomendada para niños, adolescentes, personas mayores y grupos poblaciones con necesidades proteicas elevadas, como las embarazadas o los deportistas. Además, está indicada en personas con sobrepeso, anemia, hipertensión, colesterol alto, gota y personas con un sistema digestivo delicado, al ser una carne muy digestible y nutritiva.
La receta que hemos preparado lleva mostaza antigua, que potencia el sabor de la carne y hace que un plato con pocos ingredientes, resulte de lo más sabroso, cocinado en la olla lenta junto a las patatas, nos traslada a los guisos de antes.  

INGREDIENTES: (2-3 personas) Medio conejo troceado y medio hígado, 6 o 7 champiñones, 3 chalotas, 1/2 vaso de vino blanco de Montilla , 1 cucharada de mostaza antigua,  3 dientes de ajo, una rama de tomillo, 2 hojas de laurel, 1 cucharada de mantequilla, 1 cucharada de mostaza antigua, la punta del cuchillo de pimentón, comino y cúrcuma; aceite AOVE, sal y pimienta. 2 patatas pequeñas. 

ELABORACIÓN: Limpiamos muy bien el conejo y lo salpimentamos. 
En una sartén a fuego fuerte, ponemos la mantequilla y  el aceite, añadimos los trozos de conejo con los ajos y el hígado y  damos vuelta y vuelta hasta que tome color. 
Pasamos el conejo a la olla lenta y el hígado y los ajos al mortero junto con la cúrcuma, el pimentón y el comino.
Partimos en dos los champiñones y las chalotas y lo añadimos a la sartén, salteamos y se le añade el vino blanco, se deja evaporar y lo pasamos todo a la olla lenta, con el tomillo y el laurel. 
En el mortero machacamos los ajos junto con el hígado y las especias, hacemos una pasta, añadimos una cucharada de mostaza antigua, lo mezclamos le añadimos agua y se mueve todo bien. Lo añadimos a la olla lenta. 
Cortamos las patatas en cachelos grandes, se añaden a la olla y lo dejamos cocinar 3 horas en alta. 

A las tres horas tendremos nuestro guiso preparado para servirlo o dejarlo reposar hasta el día siguiente. 
 Al día siguiente lo pondremos en una fuente de horno y lo calentamos 10 minutos a 180º con grill, para darle un tono dorado a la carne.


Lo tendremos listo para servir, ¡qué aproveche!.



lunes, 15 de abril de 2019

GARBANZOS CON ALBÓNDIGAS. Slow cooker.


Cocinar legumbres es una costumbre que no debemos perder, hay que consumirlas al ser uno de los alimentos más completos desde el punto de vista nutricional, y además son parte esencial de la Dieta Mediterránea gracias a sus propiedades altamente beneficiosas para la salud, son accesibles económicamente, por lo que no hay excusas para no tomarlas.
Hoy tengo una receta muy sencilla, con la que participo en Haz lo que te salga de la olla lenta , con Carol y las legumbres que son las elegidas este mes para aportar una receta de slow cooker.
Es también una receta de aprovechamiento, podemos utilizar los garbanzos que nos han quedado del cocido, (aquí se aprovecha todo) , los haremos en la olla lenta con albóndigas y tomate, listo en 3 horas. 
En una cazuela normal seguiremos los mismos pasos y tendremos las albóndigas cociendo con los garbanzos 30 minutos a fuego medio.  

INGREDIENTES:  (para 2 ). Un bote pequeño de garbanzos en conserva. 1 cebolla pequeña, tomate tamizado, sal, tomillo, guindilla en copos, ras-el hanout y mantequilla, 200 ml de caldo de pollo. Cebollino para terminar el plato.

Para las albóndigas: 200 gr. Carne picada de nuestra preferencia, yo las he hecho con cerdo. 1 huevo, 1 diente de ajo, perejil, jamón picado, pimienta negra, una poca miga de pan mojada en leche.  
ELABORACIÓN: Preparamos las albóndigas, mezclamos los ingredientes y los dejamos reposar en el frigorífico mínimo un par de horas. Liamos las albóndigas no muy grandes. 

Picamos la cebolla y la ponemos a freír en una sartén con un poco de sal, mantequilla y un chorreón de aceite AOVE, cuando la vemos pochada, añadimos el tomate, media cucharadita de Ras-el hanout, la guindilla y un poco tomillo.

En la olla lenta ponemos los garbanzos, yo he utilizado los garbanzos del cocido, si no pondremos garbanzos de conserva, añadimos el sofrito, las albóndigas, cubrimos con el caldo de pollo. Tapamos y dejamos hacerse 3 horas en alta.
Para servir el plato le pondremos cebollino picado y lo acompañamos con cuscús. 



viernes, 12 de abril de 2019

PASTRAMI


 El delicioso sandwich elaborado con carne curada, pastrami o pastrón, pensamos que es de origen italiano, pero no es así, su origen es judío o tal vez rumano, del verbo "a pastra" que significa, mantener o conservar, su fama la tiene al llegar a Estados Unidos a manos de la inmigración judía rumana en la segunda mitad del siglo XIX.


Es un fiambre ideado por las familias humildes para utilizar el corte de carne más económico, el pecho de ternera y como podemos ver, actualmente es de los productos más demandados por gourmets, en América, es uno de los fiambres más vendidos y tal vez más caros. 

Hay que decir que su elaboración no es rápida, la carne tiene que someterse a un periodo de curado en salmuera para poder conservarse como un fiambre, lo que hace una peculiar carne, de sabor intenso, que servida caliente en un sandwich es uno de los éxitos de la comida rápida. 

Nosotros lo hemos hecho y nos hemos recreado en el sandwich estilo Nueva York de Horgan, que explicamos al final. 


INGREDIENTES: 2 Kg de aleta o pecho de ternera sin retirar la grasa exterior, siempre hay tiempo de quitarla, y mientras evita que la carne se quede seca. 
Para la salmuera:
3 litros de agua, 200gr de sal, 0,4 gr. de sal de cura o sal nitro, 100gr de azúcar, 8 ajos aplastados, romero fresco, 1 cucharada de tomillo seco, 1 cucharada de jengibre en polvo, 1 cucharada de pimienta blanca y una de negra en grano, 2 hojas de laurel troceadas, 4 clavos de olor,  una guindilla y un palo de canela. 

Para asar la carne4 cucharadas de salsa de mostaza de buena calidad, 3 cucharadas de pimienta negra molida.



ELABORACIÓN:

Preparamos la sal mezclando en el agua templada la sal, la sal nitro y el azúcar hasta que disuelva bien. Mientras tostamos en una sartén un poco las especias y las añadimos a la salmuera y lo dejamos enfriar por completo. 
Lavamos bien la carne procurando tener las manos bien limpias, introducimos la carne en la salmuera. Le pondremos algo de peso a la carne (plato, tapadera o similar) para evitar que flote. Tapamos el recipiente con su tapadera o con papel film bien cerrado y lo guardamos en el frigorífico 6 días, y volteamos la carne todos los días sin tocarla con las manos. 
Pasados estos días, sacamos la carne la lavamos bien debajo del grifo, os daréis cuenta del olor tan bueno que desprende. El color grisáceo es normal.  La dejamos escurrir en una rejilla y secaremos bien con papel. 
     

A la carne le extendemos mostaza y pimienta negra cubriéndola bien, si podemos ahumarla lo haremos en este punto, si no pues la hacemos en el horno.
Dejamos la carne que atempere 2 horas fuera del frigorífico.
Ponemos el horno a calentar a 110ºC con calor arriba y abajo. 
Forramos la bandeja de horno con papel de aluminio y ponemos la rejilla del horno encima a media altura. Ponemos la carne encima y la cocinamos una hora. 
Pasado este tiempo la sacamos y la liamos en papel de aluminio muy bien y que quede bien cerrada. 
La volvemos a introducir en el horno sobre una bandeja y se hornea dos horas y media, al pasar este tiempo si pinchamos el centro con el termómetro deberá marcar 70º .
Entonces la sacamos y sin quitar el aluminio, lo pinchamos ponemos la carne sobre una rejilla y con peso encima para que quede bien apretada la carne. Se deja enfriar y con el mismo papel la guardamos en el frigorífico para empezar a consumirla al día siguiente.



SANDWICH de pastrami estilo Nueva York de Horgan
Para 1 sandwich: preparamos 2 rebanadas gordas de pan de cereales con semillas, 3 lonchas de pastrami,  1 rebanada de queso cheddar, mayonesa, mostaza de Dijon, pepinillos en vinagre, lechuga o berros, col chucrut o bien col picada fina que aliñaremos una hora antes con vinagre y sal. 



Elaboración: Tostamos ligeramente el pan en la tostadora o en la sartén hasta que estén ligeramente doradas por ambos lados. Untamos la mayonesa en una rebanada y la mostaza en la otra rebanada. Ponemos un poco de chucrut en una rebanada, ponemos el pastrami pasado por la plancha , cubrimos con el queso cheddar , agregamos los pepinillos en rodajas  y la lechuga  encima,  tapamos con la rebanada de mayonesa. ¡ listo! a disfrutar como si nos paseáramos por New York. 


jueves, 11 de abril de 2019

GOFRES DE PLÁTANO.

En esta receta que os traigo hoy, he querido hacer unos gofres, que nos sirven, además de preparar la operación bikini, para hacer un desayuno completo, o una merienda divertida con  los niños y estoy segura que repetirás si los pruebas.
Disfruta de un buen desayuno y afronta el día con una sonrisa.

INGREDIENTES para 6 gofres: 2 cucharadas de harina de avena, 2 huevos, 1/2 vaso de leche desnatada (puede ser leche de almendras, arroz, de avena, soja…), 1 cucharada de miel, 1 cucharadita de levadura tipo royal, unas gotas de esencia de vainilla y 2 Plátanos

ELABORACIÓNEn un bol ponemos el plátano partido. 
Añadimos el resto de ingredientes harina de avena y levadura, los huevos, la leche, la vainilla , mezclamos bien con la batidora para que no queden grumos.

Dejamos reposar un poco y ponemos a calentar la gofrera.
Colocamos la mezcla en la gofrera y los dejamos hasta que vemos que se han cocinado, sacamos y los dejamos sobre una papel de cocina para que pierdan humedad.
Cuando enfríen un poco los tenemos listos para tomar, con un poco de cacao puro en polvo por encima están deliciosos, pero los podemos combinar con queso fresco, frutas, salsa de chocolate... ¡A disfrutar!




martes, 9 de abril de 2019

BIGOLI in CASSO PIPA.



Un plato de pasta es siempre irresistible, y los de pasta con marisco y pescado aún más, por eso traigo este plato tradicional de la cocina veneciana, concretamente de Chioggia, que es la ciudad con uno de los puertos mas importantes del Mar Adriático. Allí la cassopipa, se conoce como la salsa de los pescadores, por que ponían en una olla ("Casso" significa cacerola de barro), todo lo que habían pescado a cocer ("pippare" es cocer a fuego lento), para hacer una salsa marinera, especiada, que añadiremos a los bigoli, que son unos espaguetis gruesos.
Por otra parte, este mes con el reto cocinarte, de María Ayala, estamos visitando el Panteón de Agripa, situado en Roma, construido por el emperador Adriano en el siglo II. Siempre ha sido un templo religioso, dedicado a todos los dioses, pan, todos; theon, divinidad. 

La cúpula del Panteón de Agripa se considera un auténtico logro arquitectónico, es la más grande de la historia hasta el siglo XX, y es de mayor tamaño que la cúpula de San Pedro del Vaticano. Su diseño es media esfera perfecta, con 43.30 metros de diámetro y 4535 toneladas de peso que se aligeró con roca volcánica, tratándose de la mayor cúpula de hormigón en masa, sin armadura de acero en su interior. El agujero u óculo que hay en el centro tiene 9 metros de diámetro y es la única abertura del edificio que proyecta luz al interior. Durante los días de lluvia, esta entra y se filtra por 22 pequeños orificios que hay en el suelo. Es un prodigio de la ingeniería romana.

Me diréis y tu plato  ¿qué tiene que ver con el Panteón de Agripa? aparte de la rima fácil. 
El caso es que al ver el panteón y pensar en un plato, siendo Italia, es fácil pensar en pasta, y qué mejor que éste plato sencillo, de tradición marinera, con un resultado incomparable, para un viaje a la antigua Roma. 

INGREDIENTES:  Para 2 personas:
150 gr. de Bigoli fresco (o espaguetis si no encontramos, el bigoli es un poco más grueso que el  espagueti);

El marisco: 100 gr. chirlas, un puñado de mejillones y otro de cañaillas (murex) que prepararemos cocidos, sin tirar el caldo.  1 calamar mediano, 100 gr de gambas y 4 vieiras (opcional). También podemos utilizar navajas o berberechos.
La verduras: 1 zanahoria pequeña, 1 cebolla pequeña, apio, 1 diente ajo. Salsa de tomate tipo “passata”, lo podemos sustituir por tomate concentrado o tomate tamizado y perejil. Vino blanco, sal y aceite de oliva AOVE.
Las especias: 1 pellizco de cada: En una gasa hacemos una muñequilla con canela en rama, nuez moscada, clavo, cardamomo y chile. Además tendremos curri, tomillo seco y 1 hoja de laurel. 
ELABORACIÓN: Preparamos los moluscos, almejas, cañaillas y mejillón que tenemos en agua con sal por lo menos dos horas antes de prepararlos para que queden limpios. Los cocemos, enfriamos y luego quitamos las conchas. El caldo de cocer el marisco lo colamos y reservamos para el guiso.
Ponemos a cocer la pasta en una olla abundante agua con sal, la coceremos al dente, escurrimos y se añade un chorreón de aceite, se reserva.

Preparamos el sofrito, picamos muy fino el apio, la zanahoria, la cebolla y el ajo, pochamos en una sartén. Cuando lo vemos en su punto añadimos el calamar en trocitos pequeños, se saltea un par de minutos y le añadimos el vino blanco y el laurel. 
Dejamos evaporar el alcohol y se añaden las especias, el jugo colado y dejamos reducir 20 minutos a fuego medio, añadimos el tomate y el perejil dejamos un par de minutos más, ponemos las chirlas, mejillón y cañaillas, salteamos un poco.
Cuando tenemos la salsa con cuerpo añadimos el perejil y los bigolis, salteamos y servimos.
En el plato ponemos la pasta y la salsa encima, y a disfrutar.