sábado, 25 de enero de 2020

CLAM CHOWDER


Se llama clam chowder a un tipo de sopa espesa que lleva almejas casi siempre en conserva, patata, apio, cebolla y algunas veces beicon, es un plato muy común de la gastronomía americana, y la sopa más típica que encontraréis es la de Nueva Inglaterra. 
Otra curiosidad de este plato es que se originó como alternativa para la vigilia de los viernes en la cuaresma, pero llegó a ser tan popular que en muchos restaurantes lo sirven los viernes durante todo el año; señal que les gusta. 
Este plato lo he elaborado con productos en conserva que tenemos en nuestra despensa para que veáis que en un momento de apuro podemos tener un plato original con lo que tenemos a mano, es muy sencillo y veréis qué rápido, una sopa improvisada que salva cualquier evento.

INGREDIENTES: (Para 2) Una lata de almejas o berberechos, hoy he puesto concha fina; ensaladilla congelada o bien patata y zanahoria, caldo de pollo, 2 lonchas de beicon, cebolla picada, un tallo de apio, nata, mantequilla , sal, pimienta y un chorreón de vinagre de jerez. 


En una olla pondremos el beicon y una cucharada de mantequilla, salteamos hasta que dore, añadimos la cebolla y el apio, y seguimos salteando, entonces pondremos las verduras congeladas y salteamos. Añadimos caldo y una poca de pimienta, y rectificamos de sal. Lo dejamos cocer 15 minutos hasta que veamos que la patata se desarma. 
Aquí añadimos la nata y el jugo del agua de las almejas. Hay quien espesa la sopa con un poco de harina o maicena, pero eso es según gustos, yo la he dejado natural. Dejamos cocer con la nata sin hervir unos 5 minutos.  

Agregamos las almejas justo antes de servir. Si las añadimos a la sopa cuando está cocinando se ponen "chiclosas", al servir pondremos unas gotas de vinagre de Jerez, que le da un punto especial.  
    


domingo, 19 de enero de 2020

SOPA DE GALLINA CON ALMENDRAS. YUCATÁN.

La sopa en esta época no debe faltar un día si otro no, hoy hemos viajado hasta la península del Yucatán en Méjico, de la mano de Cocinas del Mundo , con La Cajita de Nieves y Elena y el viaje nos ha encantado, he buscado una receta en el "Gran libro de la Cocina Mexicana" de la editorial Larousse, y allí he visto esta receta de Sopa de Gallina y Almendras, que según dice era la preferida del conquistador del Yucatán, y según he visto esta sopa de caldo de gallina llego a México a través de la tradición española, se dice que alrededor del siglo XI, y se ha quedado como un "platillo" cotidiano.

He reproducido la receta lo más fielmente posible, he hecho el caldo en la slow cooker, y la verdad es que es deliciosa. Os dejo la receta tal cual viene en el libro.

INGREDIENTES: (para 2 personas) 1/4 de pechuga de gallina, 2 huevos duros, 50 gr de almendras, 1 tomate pera pelado, media cebolla, un trozo de pimiento morrón, queso rallado, 50 cl vino de Jerez, 2 ajos, orégano , azafrán, pimienta negra y sal.
ELABORACIÓN: Ponemos en la olla lenta, la pechuga, dos ajos, orégano y sal y la dejamos cocinar en alta 3 horas. Sacamos la pechuga, le quitamos los huesos y se reserva . Colamos el caldo y lo dejamos enfriar.
Picamos el tomate, la cebolla y el pimiento rojo. Cocemos los huevos. Picamos la pechuga. 
En una olla pondremos la grasa de la pechuga que tenemos en la superficie y le añadimos el tomate, la cebolla y el pimiento para sofreírlo, cuando ya lo tenemos, añadimos la almendra molida, y lo mareamos todo junto.
Agregamos el caldo de gallina, la pechuga troceada, el vino, el azafrán y la pimienta negra. Lo cocinamos 15 minutos. 
Servimos con huevo duro picado, queso rallado y un poco de perejil, ya me diréis si esto no arregla el cuerpo. 

  

jueves, 16 de enero de 2020

CROQUETAS DE PERDIZ EN ESCABECHE

Me preguntan ¿se pueden hacer croquetas de perdiz en escabeche?, pues os digo que sí, y además repetiréis. La croqueta es uno de los aperitivos más típicos de la cocina española por ser una receta tradicional de aprovechamiento y además es uno de esos platos que gustan a casi todos y son el alma de la fiesta en cualquier celebración que se precie. 
Por ese motivo, y por ser el día de la croqueta hemos preparado estas croquetas un tanto especiales, que no pasan desapercibidas en cualquier evento. 
Si llegáis a leer la receta, seguro que os entran ganas de ir a buscar una lata de perdiz en escabeche.

INGREDIENTES: 1 perdiz en escabeche de lata, cebolla, puerro, apio, vino blanco, mantequilla, aceite AOVE, pan rallado, huevo y harina. 

ELABORACIÓN: Deshuesamos y picamos la perdiz en escabeche, y reservamos el caldo de la lata.
En una olla ponemos aceite y mantequilla y sofeímos los huesos de la perdiz, agregamos las verduras, y lo mareamos igualmente, luego el vino se deja que evapore el alcohol y añadimos el agua, se deja cocer una hora, pasado este tiempo colaremos el caldo y lo reservamos. 
En una sartén amplia o cacerola, derretimos la mantequilla y un poco de aceite para que no se queme, hacemos el roux, añadimos la harina moviendo para cocinarla sin tostarla. 
Añadimos el caldo caliente de golpe y movemos con varillas enérgicamente para que quede sin grumos y procurando que no se pegue, a los 5 minutos pondremos la carne desmigada de la perdiz, seguimos cocinando, sobre unos diez minutos más, la tendremos lista cuando veamos la masa bien ligada, y que se despega con facilidad. 
La pasamos a un recipiente tapada con un film pegado para que no haga costra. Se deja enfriar hasta el día siguiente.
Cuando tengamos la masa firme, la liaremos con un par de cucharas, se pasan por harina, huevo batido y pan rallado.

En este momento podremos congelarlas. 

Las freímos en abundante aceite AOVE caliente y las pondremos sobre papel absorbente.


Y las tendremos listas para degustarlas, es un gran aperitivo. 



viernes, 10 de enero de 2020

HUEVOS HAMINADOS


Uno de los platos más antiguo del Mediterráneo son los huevos haminados, se cree que es una técnica de cocción a fuego lento exclusiva de los judíos y anterior a la Inquisición. Con la expulsión de los judíos de España, la comunidad sefardí se asentó por todo el Mediterráneo y se dio a conocer este procedimiento de cocción que les permitía comenzar a cocinar el viernes para poder respetar el Sabat, y además estos huevos resultan imprescindibles en la Pascua judío-sefardí. Dicen que es el origen de la tradición de los huevos de pascua. 
Su denominación, 
viene de los judíos sefardíes españoles que llamaban haminados a los alimentos de este modo cocinados, basados ​​en la palabra ladina "hamin", calentado.

Aunque suene raro, estos huevos con una cocción de más de 10 horas, con cascaras de cebolla y granos de café o té, adquieren una textura aterciopelada, un sabor suave a cebolla , y un toque a nuez. Además las pieles de cebolla también actúan como un tinte natural. Si las cáscaras de huevo no se rompen, los huevos quedarán con tono marrón claro, y cuando se agrietan quedan marmoleados.
INGREDIENTES:  Huevos, pieles de cebolla, te negro (o granos de café)
ELABORACIÓN: en la olla de cocción lenta pondremos agua a baja temperatura e introducimos los huevos, el té en bolsitas, y las pieles de cebolla. Tapamos y dejamos hacerse 5 horas. 
Pasado este tiempo sacamos los huevos, vemos que se han teñido las cáscaras y les damos unos golpes para cascarlos un poco si los queremos marmoleados.
Volvemos a ponerlos en la olla con un chorreón de aceite de oliva y los dejaremos a baja temperatura otras 5 horas. 
Los retiramos y se sirven. Podremos conservarlos en el frigorífico máximo 2 días. 
Hoy he preparado una ensalada con lechuga, cebolla morada, tomates, arroz basmati, pimiento y rábano, aderezado con aceite de oliva AOVE y zaatar. 




jueves, 9 de enero de 2020

MERLUZA CON ESPINACAS. Merloúkio me spanáki. GRECIA


Ya de vuelta en 2020, os deseo que este año nos sea favorable a todos, pero mientras pasa el año, nos deleitaremos con nuestros platos y así disfrutamos con lo que nos gusta día a día.
Hoy vengo de la mano del Reto Cocinarte con una escultura clásica que raro es quien no tenga vista alguna foco en alguna ocasión, es la escultura "Laocoonte y sus hijos",una de las obras más relevantes de la tradición Antigüedad Clásica y pertenece estilísticamente al período helenístico. Atribuida a Agesandro (o Hagesandro), Arenorodo y Polidoro de Rodas, probablemente se esculpió entre 170 y 150 a.C. tallada en marmol blanco, con una altura de más de 2 metros y está basada en la mitología griega, dentro de la historia del Caballo de Troya. En este grupo escultórico se representa el momento exacto en que las serpientes marítimas se enroscan en el cuerpo del sacerdote troyano y sus dos hijos. Siguiendo los rasgos característicos del arte helenístico, la obra hace gala de un gran dinamismo.
Y ahora me diréis qué plato hacemos con tan magnífica obra, pues me he basado en un plato de pescado griego del libro "Culinaria Griega", merluza con espinacas y lleva una salsa muselina que es una delicia. Un plato sencillo rápido de preparar y con ingredientes muy nutritivos. 
Nos ponemos en marcha


INGREDIENTES: para 2 personas: 300 g de espinacas, mantequilla, pimentón dulce, una pizca de comino molido, zumo de limón, 2 filetes de merluza, sal y unos copos de guindilla. 
Para salsa: 1 cucharadita de maicena, 150 ml de caldo de pescado, 1 yemas de huevo, 20 g de mantequilla, un poco de jugo de limón, nata 50ml, sal y  pimienta

ELABORACIÓNCocemos las espinacas en un poco de agua salada durante unos 12 min, o al vapor en el microondas 4 minutos. 
Mientras le ponemos zumo de limón a los filetes de merluza para marinarlos, estarán así 10 minutos que es lo que tardaremos en preparar el resto.
En una sartén ponemos mantequilla y mareamos las espinacas, añadimos el pimentón y el comino, reservamos.
Preparamos la salsa: En una olla ponemos en frío el caldo de pescado y le mezclamos la maicena lo dejamos hervir, y añadimos la mantequilla, apartamos la cazuela y cuando está templada añadimos la yema de huevo movemos para ligar bien.
Le ponemos sal y pimienta y un poco de jugo de limón, añadimos la nata y cocinamos a fuego lento 5 minutos. Añadimos los filetes de pescado no dejamos que hierva, mantenemos a fuego medio 5-7 minutos.
Servimos inmediatamente los filetes con la salsa y espinacas. Para terminarlo le pondremos unos copos de chile muy picados.




viernes, 27 de diciembre de 2019

HUEVAS DE MERLUZA EN SALSA DE PERDIZ

La hueva de merluza es la protagonista de nuestro aperitivo, la hemos preparado en salsa de perdiz y veréis como, así cocinadas resultan deliciosas. 
Si te gustan las huevas de pescado no puedes dejar pasar esta receta, están hechas con las huevas que vienen envasadas, pero igualmente las podemos hacer con huevas frescas de la pescadería cocidas con su sal correspondiente. 
La salsa de perdiz es un escabeche, que se utiliza tanto para cocinar carne, como el pollo; como pescado, el bonito es delicioso en esta salsa, y no lleva perdiz, ahora lo veréis. 
Esta receta es para nuestra cita mensual en Tus Recetas  y no dejéis de ver las recetas de huevas que han preparado el resto de mis compañeras. 

INGREDIENTES: Huevas de merluza, cebolla fresca, 1 zanahoria, granos de pimienta negra, laurel, sal , vino blanco, aceite AOVE y vinagre.

ELABORACIÓN: En una sartén pondremos aceite de oliva y pochamos los ajos, la cebolla y la zanahoria con un poco de sal, añadimos los granos de pimienta. 
Cuando lo vemos pochado, añadimos una hoja de laurel. Cortamos las huevas.
A la sartén añadiremos el vinagre y el vino, dejamos evaporar el alcohol un poco y ponemos las huevas. Lo dejaremos cocer 10 minutos y estará listo. 
Es mejor consumirlo al día siguiente y debemos procurar que en el recipiente donde lo guardemos queden cubiertas las huevas. 
¡Que aproveche!























domingo, 22 de diciembre de 2019

PUDDING DE PAN y MANDARINA (Microondas)

El último asalto del reto Asaltablogs es el amigo invisible. Como en los juegos propios de esta época,  cada uno asalta el blog de un compañero y estos hacen igual con el tuyo; elegimos una receta y la publicamos. 
Este asaltablog, me ha tocado uno de los blogs con más solera de los que te puedas encontrar, "El Paraiso de los Golosos" de Encarnita, con unos postres maravillosos, y unas fotos, con una luz y con un detalle cuidado que es difícil de superar. Es una sorpresa continua ver cada publicación suya, todas tienen algo y sabes que son recetas inimitables.

He elegido este pudding, por que además de gustarnos, es una forma magnífica de aprovechar el pan que nos ha quedado del día anterior, no me gusta desaprovechar la comida y para el pan siempre hay alguna receta en qué reutilizarlo. 
La receta de Encarnita en El paraiso de los Golosos está hecha en microondas, quería probarlo ya que siempre lo había preparado en el horno al "baño maría"  y os traigo el resultado, es magnífico, se ahorra en tiempo y luz sobretodo. 
Por último os digo, que  en lugar de fruta escarchada he utilizado mandarina confitada que tenía ya preparada, como veréis es un postre de aprovechamiento.


INGREDIENTES 250 ml de leche, 80 gr. de pan de barra del día anterior que le quitamos la corteza, 2 huevos xl, mandarina confitada, (podemos utilizar fruta escarchada, pasas, mermelada, etc) 2 cucharadas soperas de azúcar, una cucharadita de canela en polvo. Caramelo liquido opcional.

ELABORACIÓNEn un bol podremos el pan en trozos pequeños, añadimos la leche caliente, la canela y el azúcar , dejar reposar 15 min.
Una vez ablandado, añadir la fruta elegida en trocitos, los huevos batidos, y el zumo.
Mezclamos bien los ingredientes y los pasamos al molde, puede ser uno grande o moldes individuales aptos para microondas y con caramelo liquido en el fondo (opcional) yo no le he puesto.
Cocer en el microondas a máxima potencia 6 minutos y dejar 10 min de reposo dentro, con el microondas apagado. Os daréis cuenta que durante la cocción sube la mezcla pero no os preocupéis luego vuelve a su tamaño. 
Para servirlo desmoldamos, y ponemos el pudding en un plato, como no le he puesto caramelo, lo he regado con el almíbar de las mandarinas confitadas. 
Ha quedado muy rico, os invito a que cocinéis este postre tan rápido y tan sabroso. 



domingo, 15 de diciembre de 2019

ROLLO DE OREJA DE CERDO.

Queda muy poco para que termine el año, y eso nos gusta por una parte y no nos gusta por otro, es el dilema de todos los años. Pero hoy no estamos para eso, tenemos un plato navideño para compartir con el Reto Cocinas del Mundo de La Cajita de Nieves y Elena, y es un Rollo de oreja de cerdo. 

Este plato está elaborado en la slow cooker  con oreja de cerdo, y con una salsa de la reducción de su jugo. Para los amantes de la casquería es un verdadero placer, y por este motivo os lo presento como plato que puede formar parte de un aperitivo de un día festivo. 

INGREDIENTES: 2 Orejas de cerdo, un trozo de jamón serrano con su tocino (opcional), 4 dientes de ajo, media guindilla si es grande, sal, pimienta en grano , 1 vaso de vino de montilla. Mantequilla noissette. Nata. Rábano daikon. 
Para la guarnición, pan de gamba chino y salsa hoisin. 

ELABORACIÓN: En la olla de cocción lenta, pondremos las orejas, los ajos, la guindilla y la pimienta y sal, lo cocinaremos en alta 5 horas. 
Pasado este tiempo sacamos las orejas y reservamos el caldo en un cazo. Lo pondremos a reducir. 
 Tomamos el rábano daikon y lo rallamos. 
Sobre un film de cocina, pondremos la oreja, el rábano rallado y enrollamos cerramos muy apretado con el film y dejamos en el frigorífico, mínimo 4 horas. 


Poco antes de servirlo, le quitamos el film y lo cortamos con un cuchillo bien afilado en lonchas finas y reservamos en el frigorífico. 

Prepararamos la salsa, cuando tenemos reducido el jugo de oreja, en un cazo preparamos la mantequilla noisette, para ello, pondremos 2 cucharadas de mantequilla a calentar veremos que va tomando color y las impurezas suben a la superficie, las vamos retirando con una cuchara, y poco a poco se va tostando la mantequilla hasta que tiene un tono avellana, de aquí viene su nombre. La añadimos al jugo junto con 2 cucharadas de nata, lo calentamos todo y lo pasamos por la batidora para que quede emulsionado. 
 Para servir, pondremos en el plato la oreja loncheada, y la salsa de jugo caliente. 

Si queremos darle un contraste sabroso y atrevido, freímos pan de gambas, lo acompañamos con salsa hoisin y unos brotes de rábano para darle un punto picante.