martes, 27 de marzo de 2018

ALITAS DE POLLO MIEL y MOSTAZA + ALITAS BARBACOA al horno.

 Unos de los blogs que sigo por su esencia andaluza y la sencillez de sus platos es cocinandoconlaschachas.com, por esos motivos, no puedo pasar por alto su sexto aniversario http://www.cocinandoconlaschachas.com/2018/03/6-cumpleblog-cocinando-con-las-chachas.html y  unirme al reto para celebrarlo. 
Hemos hecho las alitas miel y mostaza y para  darle el toque personal y completar el plato para que hubiera alitas para todos los gustos, hemos añadido unas alitas barbacoa, unas patatas de guarnición asadas y su ensalada, muy equilibrado y ya me dirán…. “Las Chachas” y todos los que lo hagan conmigo.
INGREDIENTES, para 3 personas: 500 kg de alitas de pollo de corral, la mitad las preparamos con miel y la mitad barbacoa.


Alitas Miel + Mostaza : Como el pollo de corral suelta mucha grasa, he reducido las proporciones del marinado. 2 cucharadas de miel, 1 cucharada de mostaza antigua, 1 cucharada de salsa de soja

Pimienta negra. Un poco de sal. Semillas de sésamo.


Alitas barbacoa: 1 cucharada de tomate frito, 1 cucharada de kétchup, 2 cucharadas de salsa barbacoa, 1 cucharada de salsa Perrins o Worcestershire, 1 poco de ajo en polvo, 1 poco de tomillo, sal 


Patatas de guarnición: Patatas, sal, un poco de vino blanco, aceite de oliva AOVE, un poco de agua, y un ramillete de romero.


ELABORACIÓN:

Lavamos bien las alitas de pollo, las partimos y quitamos todas las plumas y retiramos las puntas. Secamos bien con ayuda de papel de cocina y las colocamos en dos boles, separadas para marinar.

En un plato mezclamos la miel, la mostaza y la salsa de soja y vertemos esta preparación sobre las alitas, movemos bien, tapamos con papel film y dejamos marinar al menos media hora en la nevera.

El resto de alitas para barbacoa, hacemos igual, mezclamos los ingredientes y los ponemos en las alitas, tapamos con film y dejamos reposar en la nevera.


Mientras precalentamos el horno a 200º.


Preparamos las patatas de guarnición, las partimos por la mitad, y les hacemos unos cortes superficiales a modo de rombos, ponemos sal, aceite AOVE, la ramita de romero, el vino y el agua. Ya está listo para el horno. 
Cuando tenemos el horno preparado, ponemos las alitas en cazuelas diferentes, y las patatas. 


Horneamos a 200ºC durante aproximadamente 30 minutos. Damos la vuelta a las alitas a los 15 minutos, estarán listas cuando estén doradas. 


Servimos las alitas de la miel bien calientes espolvoreadas con semillas de sésamo, las alitas barbacoa todo con las patatas y para acompañar una ensalada sencilla.


domingo, 25 de marzo de 2018

PIZZA CALZONE

Esta pizza a mi me encanta, pero mi hija no estaba muy convencida para probarla, así que he aprovechado el reto #Asaltablog http://www.azafranesycanelas.com/p/blog-page_18.html
y encontrarme dentro de la cocina de Verónica para buscar entre sus platos en  http://cocinandoparamiscachorritos.com/ y encontrar ¡¡¡LA PIZZA CALZONE!!!, vi  la excusa perfecta para preparar una cena a la que cualquier niño (o grande) no puede renunciar. He seguido la receta de Verónica haciendo la masa casera a mano, muy sencilla y sirve de excusa para que participen en la cocina y amasen, no es todo máquinas, en estas cosas deben participar y conocer, así saber cuándo está la masa para estirar, su rodillo y a dejar la masa lista y luego pongan los ingredientes y así hasta les sabe más rico por haberlo hecho ellos. En el fondo a nosotros también nos pasa disfrutamos con verlos y con hacerlo con ellos.
La pizza calzone tiene su origen en Nápoles y en realidad es la masa de pan de pizza hecha empanada, le he puesto los ingredientes  habituales, y queda estupenda para chicos y grandes, pero puede admitir el relleno que a nosotros nos guste más. 
INGREDIENTES: Para la masa 2 personas: 150 gr. de harina de fuerza, 80 ml. de agua, 1 cucharada y media de aceite de oliva AOVE, 1 cucharilla de sal, 5 gr. de levadura fresca de panadero.
Para el relleno: tomate frito para pintar la masa, queso al gusto, ponemos 1 loncha de mozzarela y la mezcla de cuatro quesos para fundir que viene preparada.  1 loncha y media de jamón de york, champiñón portobello, beicon partido, orégano.
ELABORACIÓN:
Preparamos  la masa:  Ponemos en un bol, la harina, el agua la calentamos a 30º y añadimos la levadura, movemos y se lo ponemos a la harina, junto con la sal y el aceite de oliva, movemos con una cuchara y cuando lo vemos integrado, amasamos con la mano mínimo 15 minutos hasta que veamos que queda una bola redonda que no se pega en las manos, reservamos tapado el bol con un paño limpio y para que no pierda la temperatura lo guardo en el microondas. Mínimo 30 minutos hasta que leve y doble su volumen.
Mientras la masa reposa, preparamos el  relleno de los calzone, cortamos el jamón de york, el queso, el champiñón laminado.  El champiñón queda mejor si lo pasamos a un bol y con un poco de agua lo ponemos un minuto en el micro, así se cuece y luego no suelta agua en el cocinado.
Ya podemos precalentar el horno a 200º.
Cuando vemos la masa levada, la estiramos . Enharinamos un poco la superficie de trabajo, yo lo hago con harina de sémola por que no se pega mucho a la masa. Ponemos la masa  estiramos cada porción de masa con las manos y luego con un rodillo hasta que quede finita.
Como si fuera una pizza normal, le ponemos tomate por toda la superficie y orégano, y luego calculando la mitad que doblaremos, ponemos el jamón de york, el queso mozzarella, los champiñones cocidos, el beicon, y el rallado de 4 quesos. 
Doblamos como si fuera una empanada y humedecemos los bordes con la misma agua de cocer los champiñones. Cerramos como una empanada.
Ponemos la pizza calzone sobre la bandeja de horno forrada con papel de horno y lo horneamos a 200º durante 30 minutos, aproximadamente, hasta que la superficie comience a dorarse.
Consejo de Verónica: Servimos inmediatamente y comemos caliente, aunque con cuidado: quema más que una pizza normal al estar los ingredientes cerrados y llevar mucho queso.

¡Que aproveche!



ROQUITAS DE CHOCOLATE Y MATCHA

El chocolate a más de uno le pierde, y mi casa no es una excepción, por eso me gusta tener siempre unas galletas, un bizcocho.. para poder "matar el gusanillo". Hoy en lugar de galletas hemos hecho unas roquitas de chocotate, que en el fondo es la masa de galletas solo que terminada en forma de bola, y al abrirse un poco en el horno parecen piedras y con matcha quedan muy resultonas. Os animo a probarlas.

INGREDIENTES: 100 gr. de mantequilla derretida tipo pomada, 200 gr, de harina, 50 gr de cacao en polvo, 50 gr de azúcar, 1 huevo, sal, azúcar glass y té matcha.

ELABORACIÓN: En un bol ponemos la mantequilla, el azúcar, la harina, una pizca de sal y el cacao, mezclamos bien para formar una masa uniforme, añadimos el huevo y seguimos amasando hasta que esté todo integrado, no debe de quedar blanda.
Para hacer las bolitas, utilizo el sacabolas, y así quedan más o menos del mismo tamaño,  las ponemos en la bandeja de horno con papel vegetal.

Cuando las tenemos todas, en un bol ponemos azúcar glass y las pasamos por el azúcar, las volvemos a poner en la fuente de horno.
Precalentamos el horno a 170º y horneamos sobre 15 minutos.
 Pasarlas a una rejilla y dejar enfriar.
Para servirlas, las probamos y si las queremos más dulces les espolvoreamos azúcar glass. Si le ponemos un poco de Matcha, ya quedan como si fueran piedrecitas. 
¡A disfrutar!











lunes, 19 de marzo de 2018

HORNAZOS de Baeza.

El hornazo es uno de los recuerdos desde pequeña de la Semana Santa de Baeza (Jaén),  y año tras año siempre he procurado encargarlos cuando llegaban estas fechas, hasta que  un día me decidí  a prepararlos, ya me da igual la época que cuando nos apetecen nos hacemos unos poquitos. 
Es muy típico en la zona de “La Loma” de Jaén, Úbeda y Baeza, donde en lugar de terminarse con azúcar, como en el resto de la provincia, no se pone azúcar por encima del hornazo y queda la masa menos dulce y da más juego para tomarlo con embutidos, jamón, queso, bacalao, rábano, habas, etc… en realidad se hace una combinación dulce y salado que podremos hacer a nuestro gusto.
Antes los hornazos se hacían en las panaderías, donde se encargaba la masa de pan que querías hacer y llevabas el aceite desahumado y los huevos para los hornazos, y el panadero en el horno los elaboraba, allí si se ponían los huevos frescos en el hornazo, porque con la temperatura del horno de la panadería el huevo se hacía a la par de la masa. Actualmente en nuestros hornos es preferible cocer un poco el huevo para asegurarnos que no quede crudo.
Veréis que necesita tiempo para elaborarlo, reposar... pero cuando lo tengáis hecho no os arrepentiréis. Tarda en ponerse duro, al llevar aceite de oliva virgen extra, por lo que nos durarán varios días, “con mucha suerte”.
Los he preparado con masa madre, por lo que tienen que reposar más que si se hacen con levadura de panadería, pero como no hay prisa, os explico la receta tal cual.
INGREDIENTES :  500 gr de harina de fuerza, 100 gr de agua templada, 100 gr de masa madre, 1 huevo , 1 Cucharadita de sal , 1 Cucharada de azúcar , 3 gr de levadura fresca panadería (cubito ), 125 gr de aceite de oliva virgen extra AOVE, 1 cucharada de anís -matalahúva, 1 cascara de naranja seca. 1 huevo batido para pintar para cada hornazo. 5 ó 6 huevos cinco minutos cocidos.
ELABORACIÓN: Lo primero, preparar el aceite, en una sartén ponemos el aceite a calentar con la matalahúva y la cascara de naranja, hasta que desahúme apartamos, dejamos enfriar y lo colamos.

En la amasadora ponemos el agua, el aceite, el azúcar, el huevo, la sal, la harina y la masa madre, no poner la levadura, conectamos a media velocidad 2 minutos y paramos uno así tres veces, veremos que la masa hace bola y no queda pegajosa, si está un poco pegajosa le añadimos un poco de harina.
Dejamos reposar la masa mínimo una hora en un bol tapada con un papel film, en un lugar fresco, no en el frigorífico, hasta que doble su volumen.
Dividimos la masa para hacer los hornazos, con esta cantidad que tenemos nos salen 5  hornazos hermosos de 180 gr cada uno.

Colocamos la bandeja de horno con papel vegetal y ponemos cada bola aplastada, un huevo en cada uno y con una poca de masa, hacemos una cruceta para que el huevo no se escape del hornazo. Dejamos reposar tapados con un trapo sobre 1 hora.
Pasada la hora o cuando veamos que la masa ha vuelto a crecer, los pintamos con huevo batido. Si de todos modos los queréis dulces le espolvoreáis azúcar por encima, si queréis el sabor del hornazo en estado puro, no más azúcar.
Precalentamos el horno a 200ºC cuando lo tengamos preparado, ponemos la bandeja media altura bajamos el horno a 180 ºC durante 20 minutos, aquí  según el tamaño y el tipo de horno, lo tendremos que dejar un poco más. Para ver el punto exacto como los bizcochos, pinchamos uno y si sale limpio está en su punto.
Para tomarlo, no podemos olvidar el salero para el huevo, acompañarlo de habas, bacalao, jamón, queso, rábanos, aceitunas…. En fin, con cualquier adorno están buenísimos.









viernes, 16 de marzo de 2018

BIZCOCHO RÁPIDO DE CHOCOLATE


Si tenemos poco tiempo para preparar una buena merienda, y queremos sorprender, una opción es el bizcocho de chocolate, al que podemos poner frutos secos, cremas, mermelada o si nos apetece, poner algo de fruta. Se hace con la clásica medida del vasito del yogur, que hemos visto hacer siempre en nuestras casas, y el que nunca falla en las proporciones para tener un bizcocho muy jugoso.

INGREDIENTES: 1 yogur natural sin azúcar, 2 vasos de yogurt de harina, 1 vaso de cacao en polvo, 1 vaso de azúcar, 1 vaso de aceite de oliva AOVE, 3 huevos grandes, 1 sobre de levadura, 1 cucharadita de agua de azahar, 1 pizca de sal. Mantequilla para el molde.


ELABORACIÓN: Mezcla todos los ingredientes en un bol, con la ayuda de las varillas de la batidora. 


Mientras precalentamos el horno a 180º, y untamos el molde con un poco de mantequilla. El molde para esta cantidad puede ser de unos 24 cm. alto, yo lo he hecho en un molde de rosco de 17 cm y ha quedado justo. 


Ponemos en el molde la preparación del bizcocho y horneamos el bizcocho a 180º durante 30-35 minutos aproximadamente, según nuestro horno. Se puede comprobar el grado de cocción pinchando con un palillo en el centro del bizcocho. Si sale limpio, es que está hecho, si no lo dejamos unos 5 minutos más. 


Lo sacamos del horno, se deja enfriar sobre una rejilla, y lo decoramos a nuestro gusto, hoy le he puesto sólo espolvoreado con azúcar glas.


viernes, 9 de marzo de 2018

COCIDO MONTAÑES. Cantabria.

El cocido montañés también denominado “puchera montañesa”, es el plato típico de Cantabria. Es un cocido calórico, muy reconstituyente y no es de digestión pesada.  Se sirve como plato único con todos los ingredientes juntos, a diferencia de otros cocidos españoles se elabora con alubia blanca en lugar de garbanzo, la verdura principal es la berza, también hay quien le pone patata, las carnes son a gusto, oreja, rabo, lacón, pero lo que lo hace peculiar es el compango (chorizo,  morcilla y tocino) ahumados.

Hoy hemos hecho la receta en la crock-pot, con alubia “de bote” para hacer el guiso más rápido, y he reducido la cantidad de berza que lleva normalmente para añadirle kale, que es otro tipo de berza verde más rizada repleta de propiedades y muy versátil. Este cocido en la olla lenta hecho el día de antes es un plato como los de antaño.


Podemos hacerlo igual en una olla normal, y luego añadir las habichuelas cocer 15 minutos a fuego medio, apartar y dejar reposar para el día siguiente.

INGREDIENTES: Un bote grande de alubia blanca, compango (tocino, chorizo y morcilla) un trozo de lacón, media oreja de cerdo, medio nabo, un poco de berza y 300 gr de kale. 1 hueso blanco o caldo de verduras. Como todo tiene sal no le ponemos hasta probarlo al final y rectificamos.

ELABORACIÓN: En la slow coocker o crock-pot 3´5, ponemos el compango, la oreja, el nabo, el kale o berza, un hueso blanco pequeño + agua o bien caldo, cubrimos y dejamos cocer 4 horas en alta.


Pasadas las 4 horas, añadimos las habichuelas en conserva que hemos lavado bien debajo del grifo, las escurrimos y se pasan a la olla, dejamos una hora más que se haga todo. 
Apagamos dejamos enfríar en la olla y así lo tenemos preparado para el día siguiente. Calentaremos en una olla normal a fuego flojo Para servirlo apartamos las carnes para que cada uno se las añada a su gusto.
 Me gusta servirlo con unas aceitunas o unos encurtidos.