domingo, 9 de diciembre de 2018

OLIENBOLLEN. BUÑUELOS DE PASAS. HOLANDA.

El cuadro que nos inspira este mes el Reto Cocinarte, para ir preparando las fiestas http://www.inmylittlekitchen.com/p/cocinarte.htmles el cuadro “Censo en Belén”, obra de Pieter Brueghel el Viejo, donde se describe una escena costumbrista, que deriva del censo decretado por el emperador César Augusto, y descrito tan solo, en el Evangelio según san Lucas (Lc. 2, 1-5), escena que no es muy frecuente en el arte. Brueghel pinta un pueblo flamenco en invierno, al atardecer, en el que las figuras de los protagonistas, la Sagrada Familia, son de pequeño tamaño y aparecen como de paso. La Virgen, en cinta, va montada sobre una mula que sigue, junto al buey, los pasos de San José, al que vemos con ancho sombrero, llevando un cesto en el brazo y una gran sierra al hombro, símbolo de su profesión, el resto son escenas son cotidianas, que retratan la vida de un pueblo en pleno invierno.

Este escenario me ha inspirado para buscar mi receta en Holanda, allí es característico el paisaje cubierto por una gruesa manta de nieve, calles decoradas, y puestos de de comida llamados “oliebollenkramen”, donde se venden alimentos de temporada fritos, (que en realidad son como nuestros buñuelos), y los llevan calientes a las casas para compartir en familia. 

Os he hecho una extensa introducción para describir este magnífico cuadro y presentar los Oliebollen, literalmente traducido como “bolas de grasa”, son bolas de masa fritas que acompañan con una taza de café caliente. Lo que traducimos aquí como buñuelos jugosos, ligeros, muy sencillos de hacer que os encantarán. 

INGREDIENTES: Para una docena aproximadamente de bolas. 125 gramos de harina de repostería; 75 ml de leche tibia; 25 gr. levadura fresca, o 7 gramos de levadura seca de panadería; 1 cucharada de masa madre, 20 gramos de mantequilla ablandada; 15 gramos de azúcar; 1 cucharadita de ralladura de limón, una pizca de sal; 1 huevo; 20 gramos de pasas y grosellas u otros frutos secos ( según nuestras preferencias), 2 cucharadas de ron blanco; 1 cucharada de azúcar en polvo. 

ELABORACIÓN: En un cazo remojamos las pasas en un poco de ron, lo templamos al fuego y dejamos infusionar mínimo dos horas si es la noche de antes mucho mejor. 
Para hacer las bolas, primero templamos la leche no más de 27º y disolvemos la levadura. 
En un bol, ponemos la harina, el azúcar y la ralladura de limón, el huevo, la masa madre, la sal y añadimos la leche con la levadura. Mezclamos todo con las varillas hasta tener una masa homogénea. 
Escurrimos las pasas y las mezclamos. Tapamos con un film y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que duplique su volumen, unos 20 minutos según temperatura ambiente. Cuando ya lo vemos crecido removemos y se deja que se crezca de nuevo. 

Mientras tanto, calentar en una sartén el aceite sobre 180 ° c , en la vitrocerámica 7/9. 
Tomamos la medida de una cuchara grande o de helado y lo vertemos en el aceite, se deja unos 4 minutos de cada lado hasta que lo vemos dorado. Dejamos escurrir en un plato con papel de cocina para que pierda el aceite. 

Servimos con azúcar glass. Acompañan muy bien un café o un chocolate caliente.

9 comentarios:

  1. Cuando me enviaste la foto me dio mucha intriga a ver de qué eran los buñuelos y sobre todo la elaboración, me han encantado son super navideños y creo que casan en el cuadro perfectamente. ¡¡Muchísimas gracias por participar!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Que buenos se ven es tos buñuelos!! Sobre todo, la foto del corte en el que se ve lo esponjosos que están. Me llevo cuatro!!

    ResponderEliminar
  3. Que esponjosos se ven, no los habia oido jamas, pero se ven tan ricos que los hare. Besitos

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los buñuelos, estos tan Navideños nunca los he probado, buena inspiración!
    Feliz Navidad
    Nieves

    ResponderEliminar
  5. Hola Kety, esta receta me toca muy de cerca porque mi madre las prepara cada año en Nochevieja, que es cuando se comen. Yo publiqué la receta hace tiempo tal y como se hacen aquí y te diré que más que buñuelo vendría a ser como un churro (por la masa) pero holandés jajajajaja. Y eso si, hay que pringarlos hasta arriba de azúcar glas para que al comerlos el aire de la nariz lo ponga todo perdido jajajajajaja. Te han quedado muy bien! Besitos

    ResponderEliminar
  6. Que ricos los buñuelos dulces, con un chocolate caliente, la merienda perfectos para un frío día de invierno.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Que ricos tus buñuelos, apetecen ahora que llega el frio. Besos y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  8. Que buena pinta! Me apetecen unos para merendar!

    ResponderEliminar
  9. Me imagino un dulce tipo los buñuelos rellenos de pasas, y salivo a una velocidad increíble. Me encantan!!

    ResponderEliminar